13 de junio de 2019
13.06.2019

Prisión para el detenido por quemar contenedores y atacar a mujeres en Palma

El hombre, un delincuente de 62 años, presuntamente cometió siete agresiones indiscriminadas en los últimos meses

13.06.2019 | 01:07

La jueza de guardia de Palma decretó ayer el ingreso en prisión provisional sin fianza para el hombre de 62 años detenido por pegar fuego a una batería de contenedores en la calle General Riera y por atacar de forma indiscriminada durante los últimos meses a al menos siete mujeres. La Policía le imputa un delito de incendio y otro de odio, al considerar que agredió a las mujeres por misoginia.

El detenido, un delincuente habitual con múltiples antecedentes, fue conducido ayer por la Policía a disposición judicial, y se negó a declarar. La jueza atendió la petición del fiscal que solicitó su ingreso en prisión por la gravedad de los delitos que se le imputan, que pueden ser penados con hasta cinco años de prisión, y el elevado riesgo de fuga. A mediodía era trasladado a la cárcel de Palma. Es el quinto presunto pirómano que ingresa en prisión desde que comenzó la oleada de fuegos intencionados que en el último año y medio ha destruido más de 370 depósitos de basura en las calles de Palma.

La Policía considera al detenido responsable del incendio que se declaró el pasado sábado, sobre las siete menos veinte de la tarde, en una batería de contenedores en la calle General Riera de Palma. Uno de los depósitos quedó totalmente destruido y otros dos sufrieron grandes daños.

Según informa la Policía, los hechos fueron presenciados por varios testigos, que vieron a un hombre que se acercaba a un contenedor, arrojaba algo en su interior y lo empujaba hasta colocarlo en medio de la calzada. El depósito empezó a arder poco después.

El grupo especial creado por Policía Nacional y Policía Local de Palma para combatir a los pirómanos de contenedores abrió una investigación tras el incendio y logró identificar y detener al sospechoso el lunes por la tarde. En el registro que la Policía llevó a cabo en su domicilio encontraron útilies para propagar el fuego y 54 truenos detonantes.

Resultó que este individuo estaba siendo investigado por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaria de Distrito Centro como presunto autor de una oleada de ataques indiscriminados a mujeres que se ha registrado en los últimos meses.

Estas agresiones comenzaron el pasado 24 de febrero y se prolongaron hasta el 5 de junio. Durante este tiempo, siete mujeres distintas sufrieron ataques indiscriminados por parte de un individuo, siempre en los aledaños de la Plaza de España, a plena luz del día y en presencia de testigos. En todos los casos el agresor abordaba a las víctimas por sorpresa, muchas veces por la espalda, y les propinaba empujones, patadas o puñetazos. En una ocasión también escupió a la víctima.

La Policía averiguó que el atacante era siempre la misma persona. Ante la evidencia de que no tenía ninguna relación previa con las víctimas y no había ninguna provocación previa, los investigadores llegaron a la conclusión de que el agresor era un misógino, que atacaba a las víctimas por el mero hecho de ser mujeres.

Tras su detención por el incendio del contenedor, los agentes le imputaron también un delito continuado de odio por las agresiones, así como siete delitos de lesiones. Los agentes no descartan que esté involucrado en otros fuegos intencionados en Palma.

Se trata del quinto individuo detenido desde principios de año por provocar incendios en contenedores de basura desde que comenzó la oleada, hace un año y medio. En este tiempo se han registrado más de cien fuegos, que han arrasado unos 370 depósitos en distintas zonas de Palma.

Numerosos arrestos anteriores


El hombre de 62 años es un delincuente habitual, con numerosos antecedentes tando en Mallorca como en la península. Ha sido detenido por robo, robo con violencia, agresiones y acoso. En la actualidad residía en un piso en Palma pero no tenía trabajo. La oleada de agresiones que se le imputan ocurrieron siempre en las calles de los alrededores de la Plaza de España. Sorprendía a las mujeres y les propinaba empujones, puñetazos y patadas. Estas agresiones indiscriminadas han llevado a la Policía a detenerle también por un delito de odio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook