06 de abril de 2019
06.04.2019
Narcotráfico

Al menos ocho detenidos en otra redada contra el clan de El Pablo en La Soledat

La Policía Nacional interviene medio kilo de marihuana y papelinas de cocaína durante ocho registros en viviendas fortificadas

06.04.2019 | 00:27
Al menos ocho detenidos en otra redada contra el clan de El Pablo en La Soledat

Sierras radiales y martillos compresores. Todas estas contundentes herramientas fueron ayer necesarias para abrirse paso en el interior de ocho viviendas de La Soledat, convertidas en activos puntos de venta de droga, en su mayoría marihuana, en el barrio. Al menos ocho personas fueron detenidas y 455 gramos de cogollo de marihuana y 125 de hachis fueron intervenidos además de balanzas de precisión, envoltorios de cocaína y restos recuperados de los desagües. Se trata del enésimo golpe asestado al clan del histórico narcotraficante Pablo Campos Maya, más conocido como el Pablo.

Un espectacular despliegue de agentes de la Policía Nacional y de Policía Local se movilizó ayer por diversas calles de La Soledat. Mientras tanto, los narcotraficantes se atrincheraban en sus viviendas, activos puntos de venta de drogas reconvertidos en auténticos fortines. Sobre las siete de la mañana se puso en marcha la fase de explotación de la denominada 'Operación Kira'. Efectivos de la Policía Judicial, de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y los guías caninos actuaron en inmuebles de las calles Teix, Randa, Ànimes y Rector Petro del barrio.

La estrategia de estos narcotraficantes estaba bien delimitada de antemano. Con sus gruesas puertas de hierro, alguna de ellas de más de doscientos kilos de peso, ganaban un precioso tiempo para poder deshacerse de la droga antes de que los policías pudieran irrumpir en el interior. "Seguro que ponen otra, pero esta se la vamos a quitar", indicaban varios agentes mientras la cortaban con radiales. De hecho, el portón constituía una prueba para acreditar el narcotráfico en la casa.


Sabedores de este 'modus operandi' del clan de El Pablo, efectivos de la Unidad de Subsuelo tomaron parte en este dispositivo policial. Su misión consistía en tratar de rescatar del fondo de los inodoros o de las alcantarillas la droga que habían arrojado para evitar ser incriminados. "¡Grabad a Maluma, nosotros no somos famosos!", clamó airada una vecina del barrio al ver a los periodistas junto a la Policía Nacional durante la operación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook