31 de octubre de 2018
31.10.2018
Tribunales

La conductora ebria que mató a Paula Fornés en sa Ràpita se niega a declarar

La mujer compareció ayer en Manacor por conducción temeraria y con un carné falso y omisión de socorro

30.10.2018 | 23:55
Renata G., la conductora acusada del atropello mortal de una menor en sa Ràpita, en el juzgado en junio.
Renata G., la conductora acusada de circular borracha y atropellar mortalmente a una menor, Paula Fornés, de 15 años, cuando caminaba con unos amigos por sa Ràpita durante la pasada Nit de Sant Joan, se negó ayer a declarar ante la magistrada de Manacor, que la citó por nuevos delitos: conducción temeraria, omisión del deber de socorro, falsedad documental al tener un permiso de conducción polaco falso y circular sin carné.

La sospechosa, de 45 años, compareció ayer en el juzgado de instrucción de Manacor que investiga el accidente pasadas las diez de la mañana, acompañada de su abogado defensor Miquel Àngel Ordinas. La mujer ha cambiado de aspecto. Ahora, lleva el cabello teñido de negro. Entró rápidamente en el edificio judicial con unas oscuras gafas de sol. Minutos después, abandonó la sede.

Su comparecencia fue bastante breve, ya que se acogió a su derecho a guardar silencio sobre los nuevos cargos que pesan sobre ella. La jueza había citado otra vez a declarar a Renata G., de origen polaco, en calidad de investigada al imputarle otros delitos: conducción temeraria, omisión del deber del socorro y falsedad documental. La magistrada atendió a la petición de la fiscalía y de los abogados de la acusación particular, Manuel Ponce y Daniel Castro, en representación de la familia de la víctima, de ampliar los cargos contra la conductora.

Esta nueva imputación responde a un informe de la Guardia Civil que concluye que el carné polaco que presentó la mujer es un "documento falso", por lo que, de no disponer de otro válido, no estaría habilitada para conducir vehículos a motor. Los agentes contactaron con las autoridades polacas, quienes confirmaron que el permiso de conducir no les constaba en sus bases de datos.

Además, la sospechosa está acusada de homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad del tráfico por circular bebida y arrollar mortalmente a la adolescente. El atropello se produjo la madrugada del 24 de junio de 2018 en sa Ràpita. Tras embestir a la menor con un coche con el seguro caducado, la conductora se dio a la fuga. Una testigo tuvo que apartarse y otros dijeron que la vieron haciendo eses. Otros dos testigos la siguieron y la interceptaron. Fue a prisión, pero luego quedó libre con una fianza de 12.000 euros. En 2015 fue condenada por ir ebria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook