Aviso de la DGT: los coches deberán llevar este nuevo dispositivo a partir del mes de julio

El aparato ayudará a resolver de manera mucho más cierta los accidentes que ocurran a dicho vehículo

La DGT empieza ya a multar a los conductores que hagan esto con los intermitentes hasta 200 euros

Cambios en la DGT: los coches deberán llevar este nuevo dispositivo a partir del mes de julio

Cambios en la DGT: los coches deberán llevar este nuevo dispositivo a partir del mes de julio / Prensa Ibérica

La Dirección General de Tráfico se encarga, entre otras de sus funciones de velar por la seguridad vial de los conductores. Y es que con las lluvias de invierno es mucho más fácil tener un accidente, incluso a la hora de pisar el freno si el asfalto está mojado es más peligroso, ya que puede ser que los neumáticos no tengan el suficiente agarre.

Cada vez se quiere tener más controlado a los conductores de manera que se pueden evitar accidentes y riesgos en la conducción. Y para mejorar la seguridad de todos la propia DGT ya ha impulsado un nuevo dispositivo que tendrán que llevar los nuevos coches a partir de julio de 2024.

Este es el nuevo dispositivo de la DGT

Los Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor, más conocidos como ADAS (Advanced Driver Assistance Systems), son un conjunto de innovadoras soluciones tecnológicas que se integran en los vehículos para mejorar la seguridad tanto de conductor y pasajeros como de otros ocupantes de la vía, incluidos peatones y ciclistas, además de mejorar la experiencia al volante.

Actúan con distinto rango de autonomía respecto al conductor y son capaces de intervenir en diversos sistemas de nuestros vehículos: freno/acelerador, dirección, señalización… Además podrán llegar a detectar el estado de alerta del propio conductor e identificar la señalización vial, entre otras muchas capacidades.

A partir de este mes de julio, todos los vehículos nuevos que se matriculen en España deberán estar equipados con el EDR (Event Data Recorder o Registrador de Datos de Eventos), lo que esencialmente equivale a una caja negra.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha explicado el propósito de este dispositivo, el cual consiste en recopilar información del vehículo y de sus ocupantes. Este sistema registra y almacena datos con el fin de proporcionar información detallada sobre lo que sucedió antes, durante y después de un accidente. Para lograrlo, el EDR grabará los 30 segundos previos al evento y los 5 segundos posteriores al mismo.