Para 'millenials'

Hinge, el "Tinder treintañero" que despega en España tras su éxito anglosajón

Dos personas utilizan la app de citas Hinge.

Dos personas utilizan la app de citas Hinge.

Gisela Macedo

Cualquiera que haya tenido en su móvil una aplicación de citas conoce esa sensación de estar coleccionando 'matches' y conversaciones vacías de contenido con personas que en cualquier momento pueden desaparecer y hacer 'ghosting'. De hecho, la aplicación dominante, Tinderutiliza técnicas de ‘gamificación’ para convertir su experiencia de uso en un entretenimiento adictivo, que dificulta llegar a cumplir ese objetivo de "encontrar el amor" por el que se supone que muchos recurren a ella. Como alternativa a este bucle infinito de ligoteo infructuoso,el pasado mes de junio aterrizó en España una nueva 'app' de citas llamada Hinge.

La aplicación de citas Hinge, fundada en 2012 y conocida por su eslogan "diseñada para ser borrada", figura entre las tres más descargadas del Reino Unido, Australia y Estados Unidos. Ahora, busca establecerse en el mercado español enfocándose a un público distinto al de Tinder, aunque ambas pertenecen a la misma empresa, Match Group, que también es propietaria de Meetic.

Objetivo: treintañeros en búsqueda de estabilidad

Si bien Tinder cuenta con un público mayoritario de 18 a 25 años, pertenecientes a la 'Generación Z' (nacidos entre el 1997 y el 2012), Hinge va a por sus antecesores: los 'Millenials' (nacidos entre el 1981 y 1996); usuarios que rondan la treintena y que están en búsqueda de citas "más auténticas y significativas".

Hinge se anuncia con la promesa de que acabará siendo "borrada", lo que significa que aspira a que sus usuarios pasen menos tiempo acumulando "me gustas" y más tiempo en citas que puedan conducir a relaciones duraderas. La plataforma permite a los usuarios personalizar sus perfiles con preguntas divertidas, encuestas, y presentaciones de vídeo y audio para facilitar conversaciones más fluidas. Además, Hinge permite dejar las cosas claras desde un primer momento, ya que los usuarios pueden refinar la búsqueda según las intenciones y expectativas de cada uno, lo que incluye cuestiones como los planes familiares de futuro de los usuarios.

Asimismo, un aspecto llamativo de la aplicación es que, cuando un usuario indica que ha quedado con otro, se le envía una especie de encuesta de satisfacción de la cita para "mejorar su experiencia y optimizar la creación de emparejamientos futuros". Y es que, según informan desde la propia 'app', dentro del equipo de Hinge hay "diversos expertos, desde investigadores con doctorado y científicos del comportamiento hasta especialistas en datos con un enfoque específico en el amor y las relaciones", que "analizan qué hace que la conexión sea exitosa y qué conduce a una segunda cita" para conseguir emparejar a los usuarios "con la mayor precisión posible".