Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca, una isla de diez estrellas Michelin

Foto de familia de todos los galardonados ayer por la Guía Michelin.

Mallorca sigue brillando en el mapa gastronómico. La prestigiosa Guía Michelin para España y Portugal, que el pasado martes celebró en el Palau de les Arts de Valencia su tradicional gala —presencial tras el ejercicio virtual de 2020— otorga diez estrellas a la isla. Voro, el restaurante del chef Álvaro Salazar, situado en el Cap Vermell Gran Hotel, ha logrado convertirse en ‘biestrellado’. Es el único establecimiento de Balears con esta doble distinción y uno de los cuatro únicos que han conseguido esta gesta, la de pasar de una a dos estrellas, en España, junto al Smoked Room (Madrid), Amelia by Paulo Airaudo (San Sebastián) e Iván Cerdeño (Toledo). «Es increíble, un sueño hecho realidad. Doy las gracias a mi equipo, que lleva trabajando conmigo cinco años de sol a sol, y a mis padres, por haberme inculcado los valores del trabajo, el esfuerzo y la humildad», señaló Salazar al enfundarse la chaqueta blanca.

Los restaurantes mallorquines que mantienen su estrella Michelin son Adrián Quetglas, Andreu Genestra, Maca de Castro, Marc Fosh, Es Fum (chef Miguel Navarro) y Zaranda (chef Fernando P. Arellano). También lo hacen DINS Santi Taura y Bens d’Avall (chefs Benet y Jaume Vicens), a diferencia de lo publicado ayer por error en este diario. Por decisión de la Guía, el restaurante Es Racó d’es Teix, de Josef Sauerschell, es el único de la isla que pierde su estrella. Situado en Deià, abrió hace ahora veinte años, en 2001, y logró la distinción ahora arrebatada en 2003.

Mallorca, una isla de diez estrellas Michelin

Compartir el artículo

stats