Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grup Güell, 50 años de los impulsores de ‘Lluc a peu’

Los clientes y amigos que colaboraban con Tolo Güell en la organización de fiestas crearon el grupo en 1971, que ahora tiene unos 70 socios

Una abarrotada calle Aragó a la altura del bar justo antes del inicio de una de las marchas a Lluc.

Una abarrotada calle Aragó a la altura del bar justo antes del inicio de una de las marchas a Lluc.

La multitudinaria Marxa des Güell a Lluc a Peu, que regresa el sábado 7 de agosto, no hubiese sido posible sin el propietario del desaparecido bar Güell, situado en la calle Aragó de Palma. Sin embargo, a la sombra del popular responsable, Tolo Güell, estaba un grupo de amigos y clientes del establecimiento abierto en 1936 por su padre y que el veinteañero Bartolomé Barceló (su verdadero nombre) asumió durante los años 60 y hasta su cierre en los 90. La clientela habitual hacía tertulias, veía el fútbol, jugaba a cartas y, además, colaboraba con Tolo en la organización de las fiestas del barrio de Son Canals, entre ellas la Cabalgata, Sant Antoni, la Rua y otras tradicionales. Por ello, en 1971 crearon el Grup Güell, que ahora cumple medio siglo de vida, sin saber que tres años después impulsarían una caminata popular que se ha convertido en un acontecimiento en toda Mallorca.

Los clientes escuchan una de las charlas que se daban en el bar.

La idea surgió para agradecer a la Virgen de Lluc lo que un cliente calificó de milagro. «En el verano de 1974, la hija de Tolo, María Rita, de siete años, tenía un sifón en las manos, se le cayó encima y explotó, pero no le ocurrió nada, por lo que decidieron subir a pie al Santuario de Lluc, la patrona de la isla, para honrarla», como relata el presidente del Grup Güell, Francisco Bauzà. Él no estaba allí aquel 18 de julio en el que hicieron la romería, aunque le han contado que «el primer año era muy poca gente y poco a poco fue aumentando el número de participantes hasta convertirse en lo que es hoy».

Tolo Güell en 2014 muestra una foto antigua.

El 7 de agosto esperan superar los 5.000. Justo antes de la salida colocarán un busto del histórico propietario del bar en la plaza Güell para rendir homenaje a quien falleció el 20 de marzo de 2020, en pleno confinamiento, tras una larga enfermedad. Entre los numerosos asistentes estarán los alrededor de 70 socios que ahora conforman el Grup Güell. Antiguamente eran «un grupo de amigos que realizaban el trabajo que lleva a cabo Protección Civil». En la actualidad, añade Bauzá, «los socios y voluntarios se encargan de organizar la marcha, las inscripciones, el avituallamiento, el plan de seguridad y las numerosas actividades».

Tras un 2020 sin hacer nada por la pandemia, aprovecharán este año para conmemorar el 50 aniversario con diversos eventos, como el citado homenaje y otro el día 31 de julio al soldado Antonio Herrero, que murió hace 27 años durante la marcha a Lluc, donde participaba como conductor de un camión aljibe que distribuía agua a los marxaires. Será junto al monolito situado en el kilómetro nueve de la carretera a Lluc.

La recogida de alimentos que iniciaron el mes pasado supera las siete toneladas y confían en llegar a las veinte el día 8 de agosto para entregarlas durante la misa y que el Santuario las reparta entre las parroquias más necesitadas. El 26 de septiembre el Grup Güell hará una caminata de tres kilómetros para las personas que no puedan recorrer los 40 que separan el bar de la Virgen de Lluc.

Actividades

  • Sábado 7 de agosto: Homenaje a Tolo Güell con la colocación de un busto y salida desde la plaza Güell, en Palma, a las 23 horas. 
  • Domingo 8 de agosto: Salida desde Inca a las 5 de la madrugada, llegada como máximo a las 11.30 y donación de los alimentos recaudados desde junio.
  • Domingo 26 de septiembre: Paseo de tres kilómetros en Palma y los pueblos que quieran sumarse para los mayores de 65 años y las personas enfermas que no puedan hacer la ruta a Lluc.
  • Domingo 31 de octubre: Se recupera una marcha ciclista celebrada hace años desde Palma al Santuario.

Compartir el artículo

stats