Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Terrazas de verano | La nueva cocina mallorquina por bandera

Terraza del Béns d'Avall, con unas vistas impresionantes.

Terraza del Béns d'Avall, con unas vistas impresionantes. B. Font

Una de las terrazas más selectas y, a la vez, más bellas de la isla se encuentra en Sóller, concretamente en el restaurante Béns d’Avall. Sus puestas de sol y cocina han cautivado a personalidades internacionales, pero su éxito reside en que son muchos los mallorquines que se sienten cautivados por la apuesta gastronómica de la familia Vicens-Mayol. De hecho, el día de nuestra visita la mitad de los comensales eran locales, como indicaban las conversaciones de mesa en catalán de Mallorca. De hecho, haber cuidado al cliente autóctono ha sido la clave de muchos negocios para sobrevivir esta última crisis económica.

Uno de los arroces deliciosos que sirven en este restaurante.

50 años de servicio. La historia de Béns d’Avall cumple este 2021 medio siglo de vida. Catalina Mayol, de 86 años, ha tenido —y todavía tiene— mucho mérito en esta trayectoria. Partió de Mallorca junto a su familia con tan solo un año y medio de vida, hacia Francia y allí, en la localidad de Beaune, fundaron el restaurante Mayol. Ya de mayor volvió a la isla. Pasaron los años y junto a su marido, Benet Vicens, regentaron el Bar San Remo de Palma, situado en la calle Eusebi Estada. Lo cerraron con el fin de vivir más cerca de su Sóller natal y, por ello, el año 1971 convirtieron la parcela que poseían en la —entonces nueva— urbanización de Béns d’Avall en un restaurante.

Catalina Mayol y Benet Vicens.

Catalina Mayol y Benet Vicens.

Fue una decisión valiente, que con el tiempo y la pasión que han puesto su hijo y nuera (Benet y Catalina Cifre) en continuar el proyecto, se ha visto que fue totalmente acertada. Su hijo Benet puso los cimientos para ofrecer la ‘nova cuina mallorquina’. Se formó con Josef Sauerschell y Koldo Royo, y ahora su nieto Jaume le sigue los pasos con estrella Michelin recién estrenada (ha llegado tarde) y con dos soles de la guía Repsol.

La oferta culinaria se combina con una excelente atención con Miguel Ángel Gener como sumiller. Por la noche solo sirven el menú degustación, mientras que a mediodía destaca por una carta variada. Sin desmerecer el resto de platos, recomiendo la ‘rajada’ mallorquina con garum de anchoa, oliva verde, ajo negro y miel de sus abejas como entrante y, para continuar, su deliciosa arroz de ‘déntol’ con gamba roja de Sóller. Para finalizar, la selección de frutas frescas y sorbetes naturales podrán un punto y final ligero y refrescante a un gran ágape.

Béns d'Avall

Carretera de Deià, km 56, Sóller.

De miércoles a domingo, de 13 a 15 y de 19 a 21.30 horas.

Teléfono: 971 63 23 81.

Apunts de sobretaula

L’atenció a un negoci és fonamental perquè funcioni. Béns d’Avall n’és un exemple. El cas contrari que contaré va succeir a un altre restaurant fa devers tres setmanes. Vaig telefonar a un restaurant situat al port d’un dels pobles més pintorescos de Mallorca. Vaig demanar taula per sopar-hi «demà» i no em varen voler entendre. Em va saber greu, però no hi vaig perdre més el temps: els meus doblers (que valen tant com els dels altres clients) varen anar a parar a un altre establiment que sí que m’entengueren. De vegades, als mallorquins, ens falta autoestima i crec que convé reivindicar-la.

Compartir el artículo

stats