Opinión

Aguirre sigue agotando su crédito

Antonio Sánchez pesiona a Javi López

Antonio Sánchez pesiona a Javi López / G. Bosch

Sexto empate del Mallorca en Son Moix, octavo de la Liga para los de Aguirre, que sigue sin hallar el esquema que le permita, más allá de mantener el cero en su portería, sumar una victoria que tarda demasiado en llegar. Ni tres cambios sobre el último once inicial, Mascarell, Gio y Amath, sirvieron para descolocar a un Alavés de Luis García que, en la primera mitad, se permitió pelearle la posesión de la pelota a un Mallorca mucho más necesitado de puntos que los vitorianos.

Darder estaba más liberado de tareas defensivas, pero su faceta creadora sigue estando por debajo de lo que necesita el Mallorca para provocar ocasiones de gol. Apenas cuatro tantos marcados en siete partidos en Son Moix explican mucho de porqué este equipo es incapaz de sumar de tres.

La entrada de Larin tras el descanso cambió la dinámica del partido, que como en otras ocasiones estuvo más a punto de caer del lado local que del visitante. La incomprensible suplencia del canadiense cuando se precisan los goles como agua de mayo, no se entiende. O tal vez sí, si queda de nuevo reflejado que es el delantero de las grandes ligas europeas que más ocasiones ha tenido sin marcar un gol. Ayer otras dos clarísimas, pero se topó esta vez con un Sivera inspirado que le negó el premio.

Lo que ocurra en el Celta-Cádiz no cambiará la situación del Mallorca, que seguirá fuera de la zona de descenso pase lo que pase en Balaídos, aunque sea por el golaverage. ¿Y eso cuenta o no, señor Aguirre, para que temblemos?