Fútbol

Muriqi-Larin, una dupla que promete en el Real Mallorca

El gran remate y olfato en el área del delantero kosovar y la velocidad y potente disparo del canadiense se unen para elevar el nivel del ataque de los bermellones

Muriqi-Larin, una dupla que promete en el Real Mallorca

Muriqi-Larin, una dupla que promete en el Real Mallorca

Sebastià Adrover

Sebastià Adrover

El mallorquinismo se frota las manos con el rendimiento que puede ofrecer una dupla formada por Muriqi y Larin. Uno ya es la gran estrella, el ídolo de una afición que le adora, mientras que el otro llega avalado por unos números que invitan al optimismo. Está por ver si el técnico Javier Aguirre considera que el kosovar y el canadiense pueden jugar juntos, todo apunta a que sí, pero lo que es seguro es que las expectativas son altas.

Ambos son delanteros de referencia, pero son compatibles. Muriqi es completo, con un gran remate de cabeza y buen manejo del balón en el área, tanto de cara como de espaldas a la portería rival, más allá de su gran capacidad de sacrificio. Sin embargo, es más estático que un Larin al que le gusta hacer daño con balones al espacio y con su potente disparo desde media distancia, aunque también puede actuar de espaldas ante los centrales del conjunto rival.

Son dos ‘nueves’ que pueden alimentarse el uno con el otro, aunque lo ideal es que haya compañeros capaces de surtirles de balones para elevar sus opciones de éxito. Sin embargo, ese ya es otro asunto en el que ya está trabajando el director deportivo, Pablo Ortells.

Larin, durante su primer entrenamiento en Son Bibiloni.

Larin, durante su primer entrenamiento en Son Bibiloni. / RCD Mallorca

Larin, de 28 años y que conoció ayer a sus nuevos compañeros y al cuerpo técnico, realizó su primer entrenamiento en Son Bibiloni. La plantilla le recibió con los brazos abiertos y no faltaron las bromas. Saben que el delantero, por el que el club al Valladolid ha pagado la friolera de 7,5 millones, que superarán los ocho con las variables, aterriza en la isla para ser importante. Y uno de sus anfitriones fue el propio Muriqi. «Me parece muy buen jugador. Le conozco porque en Turquía hemos jugado muchas veces en contra y el año pasado hizo una gran temporada con el Valladolid», explicó en una entrevista con Diario de Mallorca el pasado 20 de julio, durante la concentración de pretemporada en Geinberg(Austria). Y curiosamente son los dos fichajes más caros de la historia de la entidad porque el balcánico, el único que le supera, costó 9,3 millones en total. 

Larin, que no ocupará plaza de extracomunitario tras conseguir su doble nacionalidad canadiense y jamaicana por el llamado convenio Cotonou, ya brilló antes de su etapa en el Nuevo Zorrilla. Marcó treinta goles en el Besiktas, donde ganó Superliga, Copa y Supercopa de Turquía, lo que le valió el pase al Brujas, donde no triunfó y por eso recaló en enero en el Valladolid. Y con los pucelanos deslumbró con ocho tantos y tres asistencias en media temporada en Primera División en un equipo que no pudo evitar el descenso a Segunda. 

Muriqi, por su parte, anotó la friolera de quince goles la pasada campaña y su rendimiento fue clave para la exitosa novena posición del Mallorca del curso anterior. Ahora sueña con mejorarla, y con un nuevo socio para formar una delantera que promete.

Muriqi, este viernes en Son Bibiloni.

Muriqi, este viernes en Son Bibiloni. / rcdmallorca