02 de diciembre de 2019
02.12.2019
Primera División

El Mallorca, incapaz de levantarse

El conjunto bermellón ha perdido todos los partidos en los que el rival se ha adelantado en el marcador en estas primeras quince jornadas de Liga - Cuando los bermellones anotan primero, siempre han conseguido sumar algún punto

02.12.2019 | 02:45

Cuando el Mallorca encaja primero, siempre pierde. Y cuando se adelanta en el marcador, nunca es derrotado. Es un dato tan curioso como demoledor que ofrece varias lecturas acerca de la trayectoria de los bermellones en estas primeras quince jornadas de campeonato en Primera División. O es incapaz de darle la vuelta al marcador, acusando el primer golpe, o demuestra cierto oficio para aguantar el resultado o, como mínimo, sumar un punto. Es lo que ha sucedido, en líneas generales, en las nueve derrotas que acumula en la clasificación. Más allá de que haya cuajado algunas buenas actuaciones -con matices-, como ante el Valencia (2-0) o Levante (2-1), o muy malas, como en Leganés (1-0) o Valladolid (3-0), todos los tropiezos tienen en común que ha empezado perdiendo y que no ha podido cambiar el rumbo de su destino.

Solo en una ocasión ha conseguido igualar el resultado tras iniciar su duelo cuesta arriba. Fue hace dos jornadas en el Ciutat de València, cuando Dani Rodríguez puso el 1-1 tras el tanto de Roger Martí. La pena para los baleares es que después Rochina volvió a desequilibrar la balanza.

El Mallorca sufre demasiado cuando recibe el primer revés. El último ejemplo se vivió en Son Moix el sábado en el duelo ante el Betis, que a los cinco minutos, tras el penalti de Baba, ya dominaba en el marcador con el tanto de Joaquín. Los de Vicente Moreno tenían el resto del partido para darle la vuelta, pero la realidad es que el 0-2, obra de Fekir, llegó pasada la media hora de juego. Lago recortó distancias en la segunda parte, pero finalmente los tres puntos se fueron hacia Sevilla.

Esta particular circunstancia se da tanto en casa, donde los rojillos se han mostrado más fiables y han sumado los catorce puntos que luce en el casillero, como fuera, donde ha sido incapaz de rascar algo. Así sucedió ante la Real Sociedad (0-1) y Atlético de Madrid (0-2), únicos partidos que había perdido como local hasta el del Betis.

Los de Vicente Moreno deben tratar siempre de ponerse por delante en el electrónico como sea, aunque sea solo por hacer caso a la estadística. Eso siempre se ha traducido en victorias o, como mal menor, en empate, como el que sumó ante Osasuna.

Frente al Eibar (2-1), Espanyol (2-0), Real Madrid (1-0) y Villarreal (3-1), las cuatro victorias de este curso por el momento, siempre empezó marcando. Y ante el Athletic de Bilbao no anotó, pero tampoco encajó, por lo que el botín fue de un punto en el estadio de Son Moix (0-0). El Mallorca debe dejar la portería a cero siempre porque, visto lo visto, solo así tiene opciones de ganar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!