El GOB pide la anulación de la licencia de reconstrucción del hotel Formentor

El grupo ecologista presenta un recurso potestativo de reposición contra el decreto de alcaldía que legalizó las obras el pasado junio

Una imagen reciente de las obras de reconstrucción del hotel Formentor.

Una imagen reciente de las obras de reconstrucción del hotel Formentor. / GOB

Joan Frau

Joan Frau

El GOB ha presentado un recurso potestativo de reposición contra el decreto de alcaldía que concedió el mes pasado la licencia de reconstrucción del hotel Formentor cuando el anterior equipo de gobierno estaba en funciones. El grupo ecologista considera que «incumple diversos preceptos del planeamiento urbanístico vigente en el suelo urbano de Formentor y el PGOU de 1990» , por lo que solicita la anulación de la licencia concedida al entender que esta es «nula de pleno derecho».

El recurso del GOB incluye siete apartados en los que se citan diversos incumplimientos normativos. El primero de ellos argumenta que los terrenos donde se concede la licencia de obra nueva «no pueden disponer de las condiciones de solar edificable por la falta de desarrollo del planeamiento urbanístico vigente», según se plasma en el artículo 25 de la Ley de Urbanismo de las Illes Balears (LUIB). En el caso de Formentor «no hay constancia oficial de que se haya aprobado ningún Plan Parcial, Plan Especial o Proyecto de Urbanización», por lo que los terrenos no pueden ser edificables. Según el GOB, el 100% de los cimientos del hotel se habría ejecutado de forma ilegal, así como el 70% de la estructura.

Además, la licencia concedida supone un «claro incumplimiento» del artículo 25.1.d de la LUIB, que prevé que «solamente pueden tener la consideración de solar los terrenos clasificados como urbanos que no hayan sido incluidos en un ámbito sujeto a actuaciones urbanísticas pendientes de desarrollo».En el caso del hotel, «ha quedado acreditado que los terrenos están sujetos a la aplicación del decreto autonómico 38/1987 de recepción de urbanizaciones».

Por otra parte, los ecologistas consideran que las obras no pueden ampararse en el artículo 7 de la ley 2/2020 de medidas urgentes y extraordinarias para el impulso de la actividad económica por no haber respetado los plazos estipulados. También alegan la falta del preceptivo estudio de detalle previsto en el PGOU de Pollença para todo el ámbito urbano de Formentor, ya que «indica que para cualquier ampliación del hotel se exigirá un estudio de detalle» que, según recuerda el GOB, no se ha aprobado.

Otro apartado argumenta que, según el planeamiento, la parcela calificada como Alojamiento Turístico de Formentor (AT-1) es «única, mínima e indivisible», pero «actualmente esta zona está conformada por unas cuatro fincas registrales sin que se hayan agregado o segregado para adaptarse a la superficie calificada de AT-1», por lo que sin una escritura notarial «no estará constituida la parcela hotelera de Formentor y no puede ser objeto de concesión de licencia de obra nueva, ya que no existe como tal».

El grupo ecologista alega además que «no se han realizado las cesiones obligatorias de terrenos al Ayuntamiento previstas en el PGOU de 1990» y que los terrenos cedidos «son muchos menos de los definidos» en la ordenación del suelo urbano de Formentor. Algunos de ellos "siguen cerrados y son de uso privativo". Por último, también denuncia que se ha concedido licencia de obra nueva en una parcela con «edificios ilegales», ya que «al menos cuatro viviendas unifamiliares se construyeron sin licencia».