La plataforma Son Bonet Pulmó Verd, contraria a la instalación de un parque fotovoltaico por parte de Aena en los terrenos de Son Bonet, en el municipio de Marratxí, ha instado este viernes a las administraciones a llevar a cabo el proyecto de un bosque urbano en la zona como alternativa al parque solar con el objetivo de «luchar verdaderamente contra el cambio climático». 

La plataforma había encargado un estudio para determinar la importancia que tendría el bosque para reducir hasta 3.000 toneladas de CO2 en un plazo de 50 años. Por este motivo, reclama que las instituciones "hagan suyo" el proyecto para luchar contra la crisis climática, compatibilizando los usos del espacio de Son Bonet con el uso libre público previsto en el planeamiento urbanístico de Marratxí.

Desde la plataforma consideran que solo con la implantación de un bosque "se podrían conseguir cifras muy elevadas de absorción de CO2" y que de esta forma Aena podría "apostar por un compromiso con la lucha contra el cambio climático". Añaden que el bosque "permitiría fomentar una mayor biodiversidad, ya que se podría gestionar mejor una parte del espacio de Son Bonet como un prado, con sus propias características florísticas y faunísticas, y complementarlo con la regeneración del bosque en otras zonas del espacio". Esta propuesta de gestión mixta de bosque y prado "permitiría convertir Son Bonet en un pulmón verde sin perder sus propias características", señalan, y al mismo tiempo mantener actividades de ocio, lúdicas y deportivas.

El colectivo ha remitido la propuesta a la dirección de Aena como una "propuesta de futuro" y una solución al conflicto que mantiene con los vecinos del aeródromo de Son Bonet. También se ha remitido a la presidenta Francina Armengol y al vicepresidente Juan Pedro Yllanes, así como al director del aeropuerto de Son Sant Joan.