50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra Menuda | La transformación en abrigo colectivo

Lletra Menuda | La transformación en abrigo colectivo Mallorca Rural

Pocas cosas se habían devaluado tanto en los últimos tiempos como la lana. En los ambientes rurales se ha llegado a implantar la creencia, fruto de la experiencia ganadera, de que no valía para nada. Ha sido así hasta el extremo de convertir en verdadero problema el deshacerse de ella, no ya el buscarle rentabilidad. La lejana China era el único comprador hasta que la pandemia se interpuso en el negocio de la venta. De este modo, los pastores quedaron esquilados del todo. Ha sido un vuelco que ha remitido a la nostalgia de aquella lana de la Mallorca preturística que tanto servía para ablandar de forma insuperable el cómodo colchón como para tejer con paciencia infinita el jersey de labor doméstica.

Evidentemente, son tiempos que no volverán. Y la lana sigue ahí, porque las ovejas no pueden prescindir del esquilado de cada primavera. Como tantos otros aspectos del sector primario, necesita reconversión en busca de utilidad moderna. Al amparo de programas de desarrollo rural y de fondos europeos, ahora comienzan a vislumbrarse alternativas que se antojan atractivas.

La lana que ayer sirvió para abrigar directamente a las personas, mañana puede hallar nueva vida creando confort en los hogares. Ya se había hablado de ello, pero ahora se insiste en los recursos que presenta en la construcción como aislante térmico y sonoro. Empiezan las experiencias piloto en este sentido con la ventaja del aval científico, no solo en este aspecto concreto. Puede haber futuro también en el terreno del compostaje y la fertilización agrícola o la elaboración de fibras sustitutorias del plástico. El objetivo es dar salida a toda la lana de Mallorca en Mallorca. Dejar de salir esquilados, vaya.

Compartir el artículo

stats