Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valldemossa

Valldemossa condiciona las licencias de terrazas a la presencia del catalán

El Ayuntamiento aprueba un nuevo reglamento para garantizar los «derechos lingüísticos de los ‘valldemossins’ y los visitantes»

Una multitud recorre el centro de Valldemossa, entre puestos comerciales. B. Ramon

El ayuntamiento de Valldemossa ha aprobado un nuevo reglamento para el uso de la lengua catalana, que, entre otras disposiciones, establece que la presencia de este idioma cooficial en Balears en un «lugar preferente» será «un requisito» para otorgar las nuevas licencias de ocupación de la vía pública, así como las renovaciones.

Esta prescripción implica que el catalán debe estar presente en cualquier elemento de señalización o cartelería de los establecimientos u otro tipo de puestos comerciales, según confirmó el alcalde de Valldemossa, Nadal Torres, a preguntas de este diario a modo de aclaración.

El alcance de esta medida afecta a las ordenanzas como las que regulan la tasa de ocupaciones de la vía pública; la tasa por ocupación de mesas, sillas y expositores con finalidad lucrativa; ocupación de espacios de uso público con instalaciones temporales; instalaciones y usos comerciales en las vías y espacios públicos, además del mercado semanal de venta no sedentaria, entre otras normativas.

El nuevo reglamento, que ha aprobado el pleno del Ayuntamiento valldemossí y que ayer se oficializó en el Boletín de la Comunidad (BOIB), establece además que la señalización, los carteles de información general de carácter fijo y los documentos de oferta de servicios para los consumidores de los establecimientos abiertos al público «tienen que estar redactados, al menos, en catalán».

«En posición preferente»

«Si hay varias lenguas, la catalana debe situarse en la posición preferente», dispone la normativa municipal, que aclara que estas prescripciones no afectan a los nombres comerciales, a las marcas o a los rótulos amparados por la legislación de la propiedad industrial.

«El ayuntamiento de Valldemossa tiene que garantizar los derechos lingüísticos de los valldemossins y de los visitantes. Todos los consumidores tienen derecho a ser atendidos en ambas lenguas oficiales de Balears y no podrán ser discriminados o atendidos incorrectamente por la lengua que utilicen», puede leerse en el nuevo reglamento municipal.

Cargos públicos

La normativa establece además toda una serie de disposiciones referentes a la utilización de la lengua catalana dentro de la sede consistorial. Así, determina que el personal municipal se dirigirá a los ciudadanos «normalmente en catalán», igual que deben hacerlo los cargos del Ayuntamiento en los actos públicos celebrados en Balears.

De igual forma, todas las actas, convocatorias, informes, dictámenes, proyectos técnicos y, en general, cualquier tipo de documento «tienen que estar escritos en catalán». Esta misma disposición se aplica a los «rótulos de despachos, sellos de goma y matasellos». Por lo que se refiere a las empresas externas que trabajen para el Ayuntamiento en virtud de algún contrato municipal, el Consistorio determina que, «en la medida de lo posible», también deben hacer uso del catalán, por ejemplo, en la documentación que presenten.

En el capítulo del reglamento referido a las relaciones del Consistorio con los administrados, se determina que todos los expedientes administrativos «deben tramitarse en catalán», exceptuando las notificaciones que se hagan a residentes de zonas de España que no estén dentro del ámbito lingüístico catalán.

Para velar por el cumplimiento de estas disposiciones se creará una comisión de seguimiento integrada por el alcalde, regidores, el secretario, miembros del comité de empresa, representantes de la UIB y de la OCB, entre otros.

·Más información de Valldemossa en Diario de Mallorca.

Compartir el artículo

stats