Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas de socorrismo de Calvià, abiertas a subir sueldos

Las compañías piden en contraprestación a los trabajadores que «cumplan con sus obligaciones»

Manuel Mas. I.M.

En un contexto de reivindicaciones laborales al alza por parte del colectivo de socorristas (los de Palma hicieron huelga este verano), este colectivo también empieza a movilizarse poco a poco en Calvià. Empresas del sector del salvamento del municipio aseguran que estarían dispuestos a hablar de subida de sueldos, que no se tocan desde hace 10 años, pero la condicionan a una mayor profesionalidad por parte de los socorristas.

Así lo asegura el coordinador de empresas de socorrismo del municipio, Manuel Mas, quien argumenta: «Hacen bien en luchar por sus derechos, ya que los sueldos de los socorristas de playa vienen regulados por un decreto que ya tiene 10 años y desde entonces no se les ha subido ni un solo céntimo el sueldo, pues éste te marca un mínimo, pero no contempla subidas». Él recuerda que, pese a la elevada inflación, los salarios siguen rondando los 1.270 euros brutos mensuales.

En todo caso, Mas incide también en que las empresas han visto multiplicar sus gastos, con una pandemia de por medio. Mas apunta que los empresarios le han transmitido que tienen voluntad de actualizar salarios «siempre y cuando ellos [los socorristas] cumplan también con sus obligaciones». «Los empresarios también están cansados de comprar materiales que duran en manos de los socorristas una o dos temporadas o tener que estar siempre encima de ellos para que trabajen como toca», manifiesta.

Día a día

«No puede ser que los socorristas te vengan a trabajar sin sus titulaciones al día o que les tengas que recordar constantemente cuál es su trabajo, los empresarios se ‘queman’ con esto», considera el coordinador de empresas de socorrismo del municipio.

Tras asegurar que prácticamente la mitad de los socorristas «son auténticos profesionales», Mas lamenta que haya otros que incurran en «distracciones, como quedarse dormidos en la torre, jugar constantemente con el móvil o no llegar al trabajo en condiciones». Mas asegura que le gustaría conseguir que al menos en Calvià se hiciese un convenio para fijar «un aumento de sueldo de 400 euros», pero cree que este acuerdo debe estar sujeto también a unas obligaciones.

Compartir el artículo

stats