Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sóller inicia una inspección contra excesos de ocupación de terrazas

Hasta la fecha se han realizado 84 controles en diferentes franjas horarias y se han abierto varios expedientes | Constitución, Port y Santa Catalina, principales puntos problemáticos

Una panorámica de la barriada de Santa Catalina, en Sóller. | J.MORA

El ayuntamiento de Sóller ha iniciado una campaña de inspección de las terrazas que ocupan la vía pública con el fin de abrir expediente sancionador contra aquellos establecimientos que sobrepasen lo concedido tanto en superficie como en número de mesas y sillas.

Fuentes municipales informaron que hasta la fecha se han realizado 84 inspecciones que se han llevado a cabo en diferentes franjas horarias para verificar la correcta ocupación de los espacios públicos. Pese a que afirmaron que se han abierto varios expedientes por sobreocupación, el Ayuntamiento no precisó su número.

El Ayuntamiento se vio obligado a poner en marcha la campaña de control de terrazas tras las quejas recibidas tanto por parte de vecinos que residen en zonas turísticas como por partidos de la oposición, formaciones políticas que denunciaron el descontrol de las terrazas en detrimento de los espacios reservados para los viandantes. Junto con la medida de control, el Ayuntamiento puso en marcha la delimitación de terrazas mediante la colocación de unas cintas negras en el pavimento. El caso es que la delimitación sólo se ha realizado en unos pocos espacios y algunas de las cintas que fueron pegadas al suelo ya han desaparecido.

Junto con la plaza de la Constitución, otros puntos no menos problemáticos son la primera línea del Port de Sóller y la barriada de Santa Catalina, el casco antiguo de la barriada marinera. Los vecinos de este núcleo se han reunido en dos ocasiones con el Ayuntamiento pero hasta la fecha no han visto cumplidas sus peticiones. Es por ello que diversos vecinos prevén llevar el caso ante la justicia por incumplimientos por parte del Ayuntamiento de la normativa municipal relacionada con su aprovechamiento privado. Se da la circunstancia, según denuncian los vecinos de Santa Catalina, que varios negocios están operando en plena normalidad pese a no tener licencia municipal para poder abrir. Por eso, estos residentes prevén acudir a la Fiscalía para denunciar al Ayuntamiento por permitir la actividad de estos negocios sin que dispongan de autorizaciones.

Compartir el artículo

stats