Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un documental conmemorará los 400 años del oratorio del Castell d’Alaró

El Ayuntamiento de la localidad prepara para el año que viene un intenso programa de actos para celebrar la efeméride que incluye también la publicación de un juego de mesa y la edición de una colección tarjetas postales

Vista panorámica del conjunto arquitectónico del Castell d’Alaró. | JOAN LILLO

El ayuntamiento de Alaró prepara un intenso programa de actos para conmemorar el cuarto centenario de la fundación del oratorio del Castell, dedicado a la Mare de Déu del Refugi. Las actividades previstas, aunque aún tienen carácter provisional, incluyen la publicación de un juego de mesa, la edición de una colección tarjetas postales o la filmación de un documental. La lista se completa con una decena de actos.

La fecha clave de la celebración es la del 6 de noviembre de 2022. Este día de cuatro siglos atrás se bendijo el oratorio situado en la cima de 822 metros. El impulsor fue el rector Joan Coll, que estuvo en Alaró entre 1622 y 1636. El pequeño templo se dedicó a la Mare de Déu del Refugi y se convirtió en un referente religioso y sentimental para los alaroners.

El sacerdote también aprovechó para revitalizar el culto a Cabrit y Bassa, mártires por su defensa del juramento al rey Jaume II, según sus patrocinadores. Coll se ocultó una noche en la Seu, robó dos costillas de las tumbas de estos santos populares y las trasladó a la capilla del Castell. En esta época, y hasta su prohibición por el concilio de Trento, les dedicaron imágenes en templos como la Seu, sa Pobla, Alcúdia o Consell. El artista Miquel Bestard pintó su martirio en dos cuadros de grandes dimensiones. Uno está ubicado en la antesala de plenos del ayuntamiento de Palma, el otros es actualmente propiedad de la Fundació Sa Nostra.

Guía de los mejores actos

Los actos comenzarán en diciembre con la presentación del calendario municipal, que está dedicado al castillo con fotografías de la artista Natasha Lebedeva. En abril está prevista la publicación de una doble colección de tarjetas postales, por una parte estarán las imágenes de la Col·lecció III Centenari de 1922 y, por otra, las mismas fotografías tomadas por Kolau Lluca en color y actuales en los mismos lugares. En mayo, se ha programado un concierto con música de la época. En junio, se desarrolla anualmente la Festa de la Flama, que organiza la OCB.

Durante las fiestas de Sant Roc de agosto se ha planeado la proyección de un documental dramatizado, obra de Vicenç Nicolau Clar, sobre los hechos históricos más relevantes en torno al Castell. En septiembre se celebrará de un modo especial la fiesta anual del castillo y se quiere mostrar la restauración de unas pinturas murales localizadas en el oratorio. En octubre se organizarán visitas guiadas para escolares al Castell. En noviembre se estudia declarar hijos adoptivos a Cabrit i Bassa. Finalmente, para diciembre, se trabaja en una exposición sobre el Castell.

Los actos pueden aún sufrir variaciones al alza o a la baja. Para su financiación se cuenta con el compromiso del Consorci de la Serra de Tramuntana y se negocia con el Consell de Mallorca. Además, se ha invitado a las empresas locales a sumarse a las celebraciones. El programa se ha elaborado a partir de un dossier presentado en 2019 por la asociación cultural Al Rum a todas las formaciones políticas que concurrían a las elecciones. Posteriormente se invitó a participar a otras asociaciones.

En el mismo año 2022, es posible que concluya el proceso de cesión de las murallas al Consell por parte de la Administración central. También se espera que el Govern retome el proceso de compra de la finca que rodea las murallas y el oratorio. La adquisición con fondos de la ecotasa debía concretarse en 2020, pero el Consolat de la Mar esgrimió la pandemia para posponerla. Ambos logros podrían poner un broche de oro a la celebración del IV Centenari.

Compartir el artículo

stats