Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sóller bajará el IBI en 2022 aunque los núcleos rurales seguirán pagando más

Para todos los ciudadanos se aplicará una rebaja del 0,05%, de manera que el coeficiente del Impuesto de Bienes Inmuebles será del 0,65%

Las viviendas situadas en suelo urbano registrarán una rebaja en la contribución.

Las viviendas situadas en suelo urbano registrarán una rebaja en la contribución. J.M.E.

El ayuntamiento de Sóller aplicará una nueva rebaja en el recibo de la contribución urbana en el ejercicio de 2022. De esta manera, el municipio aplicará por segundo año una reducción en el coeficiente de cálculo del tributo que quedará situado en el 0,65% del valor catastral de los inmuebles.

No obstante, los residentes que viven en la zona de huertos que rodea el casco urbano de Sóller recibirán en 2022 un hachazo económico en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en tanto que dejará de tener vigencia la bonificación que ha aplicado el ayuntamiento en los últimos cuatro años equivalente al 40% del recibo. Con el fin de suavizar esta fuerte subida, el municipio prevé aplicar una nueva rebaja del coeficiente de cálculo del impuesto que afectará por igual a todas las viviendas, tanto las ubicados en urbana como en zona de huertos, según explicó la concejala de Hacienda, Andrea Pomar.

Bonificación improrrogable

En el periodo comprendido entre los años 2018 a 2021, los propietarios de casas situadas en zona de huertos han disfrutado de una bonificación del 40% en su recibo, fruto de la aplicación de una medida excepcional que jurídicamente no se puede prorrogar por más tiempo. Anualmente se han acogido a esta cláusula reductora unos 300 propietarios que lo han tenido que solicitar anualmente. Como consecuencia de la aplicación de este coeficiente, las viviendas que más experimentaron la actualización de los valores catastrales han liquidado un IBI por debajo de lo que les hubiera correspondido. Pero este descuento ha sido temporal y este año se ha aplicado por última vez. A efectos prácticos, los propietarios residentes en zona de huertos seguirán pagando más que este año pese a la aplicación de la rebaja del tributo que está en fase de estudio.

Andrea Pomar apuntó que los servicios técnicos tienen en estudio aplicar una rebaja en el coeficiente de cálculo del IBI que, de aprobarse por el pleno de la corporación, pasará del 0,70% actual al 0,65% en viviendas situadas en suelo urbano. Para aquellos que están en zona rústica, el coeficiente de cálculo de la contribución pasará del 0,85% al 0,80%. Pomar que señaló que «la idea es seguirlo rebajando un 0,05% cada año en los próximos ejercicios».

La edil de hacienda confió poder trasladar la propuesta a un próximo pleno tan pronto sea ratificada por la comisión informativa de Hacienda para que la medida pueda entrar en vigor el 1 de enero del próximo año.

La edil resaltó que la rebaja del coeficiente «es un compromiso adquirido por el PP que tenemos intenciones de mantener», el cual «en 2021 supuso un ahorro para la ciudadanía de medio millón de euros y que el próximo año representará una cantidad idéntica». «En estos dos años habrá supuesto un ahorro de un millón de euros para los sollerics», concluyó la concejala.

El parking del Infante Lois acogerá a 300 vehículos

El ayuntamiento de Sóller ha iniciado una tanda de reuniones con entidades sociales, vecinales y deportivas para trazar el futuro de las instalaciones deportivas que prevé construir en el recinto Infante Lois del Port de Sóller. Todas estas instalaciones estarán ubicadas sobre un aparcamiento subterráneo.

El alcalde de Sóller, Carlos Simarro, informó que la construcción de instalaciones deportivas y de ocio «será fruto del consenso» aunque dio por hecho que el aparcamiento subterráneo será una condición a la que no renunciará. Tendrá una superficie de 7.000 metros cuadrados que ocupará el campo de fútbol y la pista de atletismo adyacente. Tendrá una capacidad para 300 turismos.

Compartir el artículo

stats