Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gran reto solidario de Sergi López

El médico de familia participará en una dura prueba deportiva para ayudar a Aspanob

Sergi López se enfrenta a un reto mayúsculo. S. Sansó

Sergi López es médico de familia en el centro de salud de Porto Cristo, pero como un superhéroe, detrás de la ocupación que tiene durante la mayor parte de las horas diurnas, tiene una vida más ‘oculta’ dedicada al deporte y a las causas sociales. Una forma de vida positiva y con voluntad de compromiso, acentuada ahora con un reto mayúsculo: completar con éxito la Infinitriman-Ultraman de Castellón. Tres días de natación, bicicleta y atletismo a los que quiere dar un sentido solidario: recaudar el máximo dinero posible para Aspanob, la asociación de padres de niños con cáncer de Balears.

«Siempre me han gustado los retos, superarme a mí mismo; hace tiempo que sigo a Valentí Sanjuan y sus iniciativas benéficas, veo cómo se involucra con gente que tiene problemas o enfermedades, y yo también quiero seguir este camino», explica. «Me puse en contacto con Aspanob porque pienso que si el cáncer ya es duro a una edad adulta, imagínese en los niños, que tienen toda la vida por delante».

Y es que muchos padres y madres de otras islas que necesitan venir a hospitales de Mallorca o Barcelona para recibir los tratamientos tienen problemas económicos para afrontarlo, y más ahora después de haber pasado por una pandemia que ha dejado a muchos trabajadores en ERTE. «De ahí la importancia de poder mantener pisos en Palma [por si los pequeños van a Son Espases] y Barcelona [Vall d’Hebron] para que puedan vivir allí y la asociación pueda ayudarles también con la quimioterapia o con servicios de musicoterapia o psicología», añade Sergi.

La tradición japonesa tiene una palabra para condensar el propósito que tiene una persona en la vida y la búsqueda hasta encontrarlo. «Se dice Ikigai», afirma mientras recuerda en qué consistirán los tres días de prueba en Castellón durante los próximos días 7, 8 y 9 de octubre. El primer día consiste en nadar diez kilómetros y recorrer otros 140 en bicicleta con unos 1.500 metros de desnivel positivo. El segundo día serán 280 kilómetros más en bici con 3.000 metros de desnivel. Y para acabar, Sergi deberá recorrer 84 kilómetros corriendo en un máximo de doce horas.

«Me voy con toda la conciencia y las consecuencias; hace un año que entreno para esta prueba y sé que es posible. También puede ser que no lo consiga, pero el camino recorrido y el propósito solidario lo compensan todo», explica. Las personas que quieran ayudar a Sergi pueden hacerlo a través de la cuenta bancaria ES27 2100 0051 7802 0061 8043 o bien a través de un bizum al número 639674050.

«El deporte es terapéutico y ayuda a sacar lo mejor de cada uno, yo creo que todos podemos hacer del mundo un lugar mejor con pequeñas acciones; el cáncer infantil es una lucha diaria de niños y padres, y este reto deportivo quiere servir para recaudar estos fondos tan necesarios... aportar mi granito de arena», explica.

En la mayoría de ocasiones y por razones familiares, López ha tenido que entrenar solo, lo que le ha permitido reflexionar sobre aspectos vitales y del día a día. «Tienes que lograr que las cosas ordinarias sean extraordinarias, intentar ser feliz; entrenando a 40 grados o nadando durante horas, debes buscar estrategias para entretener la mente y no pensar en lo que estás haciendo», señala mientras comenta que tiene una libreta de pensamientos positivos y otra para sueños, con 101 acciones por realizar. Ya solo quedan 100. «Me encanta generar alegría», concluye.

Compartir el artículo

stats