Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No vagi per dit | Una placa que no gusta a los concejales del PP

La plaquita de Aguiló en la sala de plenos de Sóller. J. M. E.

A los del PP de Sóller no les ha gustado nada que el concejal no adscrito, el polifacético Sebastià Aguiló, disponga en la mesa de la sala de plenos una plaquita con su nombre tras marcharse de Ciudadanos. Según dicen, «o todos moros o todos cristianos», y al parecer o bien quitarán esta placa para poner una que diga «grupo municipal no adscrito» o bien las renovarán todas para que cada regidor tenga su nombre sobre la mesa. El tiempo dirá.

Ni hablar de que la oposición gestione inversiones 

A Simarro no le hace falta tener partidos en la oposición. Con sus socios de gobierno ya tiene suficiente. La última, el anuncio del alcalde de que pondrá a disposición de todos los ediles de la corporación una partida de 40.000 euros para cada uno para que lo destinen a liderar un proyecto. Aguiló y Bestard, que están en el gobierno local, no les gusta porque al disponer de un solo representante solo podrán gestionar 40.000 euros frente a los grupos de la oposición que podrán manejar mucho más dinero que ellos.

Deià no quiere quedarse incomunicado por carretera 

El alcalde de Deià y futuro vicepresidente del Govern está harto de que su pueblo se quede incomunicado cada vez que hay carreras en la carretera Ma-10 y por eso se postuló en contra recientemente de la celebración del Rally de Sant Pere. Cada dos por tres el municipio se queda sin acceso por carretera.

El lujo de que te paguen los libros del colegio 

Vivir en un pueblo pequeño tiene sus ventajas sobre los que viven en ciudad. Y si no que se lo digan a los de Fornalutx, que cada año su ayuntamiento realiza una convocatoria para subvencionar la compra de los libros de texto de sus estudiantes. Algo que en municipios como por ejemplo en Sóller es algo impensable. Eso hace que para Fornalutx no exista la cuesta de septiembre, esa que arruina a los padres con la compra de los libros para la vuelta al ‘cole’.

Compartir el artículo

stats