Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La última campaña arqueológica de la necrópolis de Son Real

Un equipo de arqueólogos culminará hasta el próximo 2 de julio la intervención definitiva en el recinto funerario más emblemático de la finca pública del municipio de Santa Margalida

Vista aérea de las características tumbas de la necrópolis. | AJUNTAMENT

La necrópolis de Son Real, en Santa Margalida, afronta este verano la última campaña de excavaciones y restauración iniciadas en el año 1998 con la esperanza de que salgan a la luz nuevos hallazgos arqueológicos en el cementerio prehistórico destinado a las clases altas de las comunidades locales entre los siglos VII y II Antes de Cristo.

Desde ayer y hasta el próximo 2 de julio, un equipo dirigido por el arqueólogo Jordi Hernández-Gasch y los restauradores Margalida Munar y Bernat Burgaya realizará las últimas prospecciones en la emblemática necrópolis ubicada en la finca pública de Son Real después de los trabajos iniciados hace ya 23 años, tres años después de las primeras exploraciones efectuadas en la vecina necrópolis del Illot dels Porros.

Los arqueólogos regresarán a Son Real después de un año de ausencia motivada por la pandemia sanitaria declarada a principios del pasado año y que paralizó todas las actividades programadas en la finca pública.

El promotor de este último año de excavaciones es el área de Cultura y Patrimonio del ayuntamiento de Santa Margalida, que cuenta con una partida de 40.000 euros para financiar las prospecciones a lo largo de un mes. El dinero procede una subvención de la secretaría de Estado de Turismo, en el marco del proyecto más amplio Una volta per la història de Santa Margalida, coordinado juntamente con el departamento de Turismo del Consistorio margalidà.

Imagen de una pasada campaña de excavaciones. | AJUNTAMENT

La intervención de este año consistirá en la excavación del sector nordeste que todavía no había sido sondeado, donde se sabe de la existencia, como mínimo, de una tumba que se sumaría a las 143 sepulturas descubiertas hasta la fecha en el complejo funerario prehistórico de 935 metros cuadrados, del que también se han recuperado restos óseos de un mínimo de 425 personas, además de un gran número de fragmentos de cerámica, vidrios y metales correspondientes a herramientas, armas, vasijas y otros objetos de uso ritual.

Por otra parte, también está prevista una nueva comprobación de la zona de Llevant, donde se amontonan muchas piedras que han sido desplazadas por la acción de los temporales marinos. Además, también se prevé consolidar las tumbas excavadas en las últimas campañas arqueológicas.

La necrópolis de Son Real es el símbolo principal de una finca muy rica en yacimientos arqueológicos.

Compartir el artículo

stats