Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca se rinde a Sant Marc: el «mejor con diferencia»

Las granjas de caracoles celebran el éxito de ventas ya que en esta campaña las demandas se han doblado. En Caragol Bover han servido cuatro toneladas y en Treu Banya, tres

En Caragol Bover cocinan sus caracoles para servir.

La pandemia nos ha robado muchas cosas pero una cosa queda clara, el virus no ha podido con la tradición. Un año más, Mallorca se rinde a Sant Marc. Patrón de Sineu, se trata de una festividad que vuelve a estar marcada por el coronavirus y las restricciones. Pese a ello, las granjas de caracoles no dudan en señalar que es el mejor Sant Marc «con diferencia». Albert Seguí de la granja poblera Caragol Bover confiesa que «Sant Marc es la Navidad de las granjas de caracoles». «Es todo un éxito». «La gente ha respondido muy bien en toda la isla». Y es que «la gente este día come caracoles haya pandemia o no», sentencia. En la misma línea apunta Jaume Riutort, de la granja de Muro Treu Banya. También conocidos como Caragolers de Muro, es la más antigua de la isla. «Hace doce años que tengo la granja y no he vivido nada parecido a lo de este año. Es una locura de gente», deja claro. De hecho, los datos hablan por sí solos. En el mercado del jueves en Inca despachó 190 kilos, una cantidad que a las 10 de la mañana ya se había agotado. También presente en el mercado de Pere Garau de Palma y en Manacor, sirve tanto a domicilio como vende directamente en su granja. Para esta campaña de Sant Marc han rozado los tres mil kilos de caracoles. «El lunes me vi obligado a decir que no tenía más. No tengo infraestructura para abastecer a todo el mundo. Este año he preparado el doble que en 2020». De hecho, el año pasado, en pleno confinamiento, la campaña fue igual de buena que en 2019. El año pasado, en pleno confinamiento, tuvimos mucho trabajo, predominó el reparto a domicilio pero los pedidos eran muy pequeños, de medio kilo, un kilo o dos. Este año no nos esperábamos esta gran demanda», reconoce Riutort. «En Mallorca siempre se ha celebrado Sant Marc pero este año ha sido una sorpresa», añade.

Caracoles de Treu Banya.

En cifras

En cifras, esta campaña han servido tres toneladas mientras que en un 2020 marcado por la covid rozaron los 1.700 kilos, una cifra similar a la del 2019. ¿Su explicación? «Sant Marc cae en domingo, muchos restaurantes están cerrados y mucha gente ha optado por cocinarlos», razona Riutort mientras que Seguí asegura que «este año se han servido mejor los vivos porque se suelen pedir más kilos debido al trabajo que lleva cocinarlos». En cambio, «el año pasado se vendieron más los cocinados ya que al estar confinados los pedidos eran más pequeños, para dos o cuatro personas». Así, la campaña de 2020 de Caragol Bover se saldó con dos toneladas del popular molusco servidas. Las ventas de este Sant Marc doblan las cifras y rondan «las cuatro toneladas en estos 15 días». En Ciutat tienen más demanda los cocinados mientras que los vivos son los más solicitados en la Part Forana porque «en los pueblos, normalmente es gente mayor que quiere cocinarlos», reconoce Riutort. Sea como sea, las granjas de caracoles llevan unas semanas trabajando a contrarreloj para poder servir todos sus pedidos. Sobre todo, los pedidos se concentran a lo largo de esta semana. «La gente realmente se acuerda que es Sant Marc hora per hora. Somos mallorquines», reconoce entre risas Seguí en unos días que en Caragol Bover trabajan de siete de la mañana hasta las once de la noche para poder dar salida a todas las comandas. «No damos abasto», admite. Y es que en esta semana de Sant Marc las ventas en los supermercados y en las tiendas que sirven se han triplicado. «Se venderá todo», sentencia Seguí.

Jaume Riutort, en la Plaça de ses Verdures en Manacor.

Caragol Bover tiene una granja en Santa Margalida que produce unas dos toneladas anuales del popular molusco. El resto llega de productores de la Península y del norte de Europa. «Empecé con media tonelada, en 2020 servimos 22 toneladas y cada año vamos sumando. Esperamos cerrar 2021 con 26 toneladas», admite.

Compartir el artículo

stats