Manacor da nuevos pasos para ampliar el ciclo de reciclaje completo en todo el municipio. El departamento de Medio Ambiente ha instalado 32 nuevos contenedores marrones, correspondientes a la recogida de la fracción orgánica, en la zona situada entre la vía Portugal y la ronda del Port, además de la zona del polideportivo Miquel Àngel Nadal. Por la parte sur, la delimitación llega hasta la calle Fábrica. De esta manera, la recogida de la fracción orgánica contempla un área que comprende unas 1.250 viviendas, lo que supone una población de unas 4.000 personas.

El contenedor marrón destinado a la fracción orgánica va dirigido a todas las personas que han solicitado la tarifa reducida de residuos, que implica el compromiso de separar y reciclar correctamente y permitir el acceso de inspectores municipales para comprobarlo en caso de que se haga una inspección. El contenedor marrón funciona con una tarjeta que autoriza la apertura del depósito por parte de los usuarios registrados que quieran gestionar de manera correcta la materia orgánica con el fin de obtener una bonificación en su tasa.

El departamento que dirige Sebastià Llodrà tramita la tarjeta que permite abrir los contenedores a los vecinos de dicha zona que ya han solicitado la tarifa reducida. Además, para poder llegar al máximo de población, desde hace una semana los informadores ambientales llevan a cabo una campaña informativa en la que se reparten las tarjetas y se facilita toda la información necesaria. Dicha campaña se completará con una ronda telefónica a los vecinos de estas zonas.

Llodrà ha recordado que los ciudadanos tienen hasta el 28 de febrero para acogerse a la tarifa reducida, lo pueden hacer en las oficinas municipales desde viviendas a bares, comercios, restaurantes, supermercados «y todo el mundo que lo desee». «Las ventajas son económicas y ambientales», ha sentenciado.