13 de abril de 2018
13.04.2018

Obligan a los payeses de Inca a montar puestos con toldos por razones estéticas y sanitarias

El Ayuntamiento ha convocado a todos los vendedores de fruta y verdura del mercadillo para comunicarles la nueva normativa

13.04.2018 | 02:45
La nueva normativa de mercados prohíbe la venta en canastos amontonados sobre el suelo.
Los payeses y los vendedores de fruta y verdura del mercadillo semanal del Dijous de Inca tendrán que instalar puestos de venta con mesa y toldo en aplicación de la nueva normativa que se aprobó a finales del año pasado. Como explica la concejal encargada de la organización del mercado, María José Fernández, "se ha concedido un período de gracia, de adaptación, que ha durado ya varios meses". "Ahora estamos a las puertas de la temporada turística y es hora de que se aplique el reglamento municipal y que, de una vez, se note el cambio cualitativo del mercado de Inca", agrega.

La principal razón por la que la normativa obliga a la venta del producto fresco sobre mesas es sanitaria. La edil explica que "es obvio que, cuanto más lejos del suelo se mantenga un alimento, menos riesgo de contaminación tiene". Por otra parte, la obligatoriedad de mantener los puestos cubiertos estriba en evitar que pueda producirse la caída de cualquier elemento nocivo desde las ventanas o pisos superiores o incluso excrementos de aves, ya que el mercado se celebra en la calle.

Imagen


La segunda razón es la de uniformar el mercado y ofrecer una estética adecuada. "En principio no se va a exigir un color o material uniforme para todas las paradas, pero sí cierto orden", explica la edil. Eso se traduce en que las mesas deberán contar con un peto delantero de tela que ofrezca una imagen de pulcritud y evite la visión de las cajas o utensilios almacenados bajo los puestos.

Lo que se pretende evitar a toda costa es "la imagen tercermundista de puestos montados a base de canastos sobre el suelo y con telas o sacos sucios", sentencia Fernández.

La ordenanza municipal prohíbe taxativamente esa práctica y establece un mínimo de 60 centímetros entre el suelo y la mercancía expuesta, excepto los casos que por sus dimensiones o características se puedan exceptuar. Se refiere a electrodomésticos, maquinaria o plantas y árboles. Establece que incluso el producto almacenado tras el puesto, en el caso de la alimentación, no podrá estar a una distancia inferior a 20 centímetros del suelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!