La estabilidad del aparcamiento de s’Escorxador «podría estar comprometida»

Un informe del Ayuntamiento solicitado a petición de la Defensora de la Ciudadanía duda de la capacidad de carga de la estructura: «La cuantía de acero se ha reducido en un 71%»

Anna Moilanen reclama a Cort que «ponga todos los medios» para solucionarlo

Sobre el parking se extiende una explanada por la que transitan peatones y vehículos de reparto.

Sobre el parking se extiende una explanada por la que transitan peatones y vehículos de reparto. / B. Ramon

Jaume Bauzà

Jaume Bauzà

La estabilidad del aparcamiento subterráneo de s’Escorxador «podría estar comprometida». Un informe del Ayuntamiento de Palma redactado a petición de la Oficina de la Defensora de la Ciudadanía advierte de serias deficiencias en esta instalación, cuyos problemas son conocidos desde hace más de una década. La directora de este organismo, Anna Moilanen, expresa su «gran preocupación por un problema enquistado que representa un riesgo para la seguridad de los ciudadanos y los conductores» y que hasta ahora ningún Consistorio ha podido resolver. 

El documento, fechado en enero, fue puesto en conocimiento de la Oficina en abril. Ese mes la propia Moilanen reiteró en la Comisión de Reclamaciones y Sugerencias la necesidad de adoptar medidas urgentes para poner coto a un problema «que se agrava con el tiempo». 

El informe está elaborado por la Sociedad Municipal de Aparcamientos (SMAP) y pone de manifiesto la precariedad de la infraestructura, además de cuestionar su capacidad de carga. «Según nuestro criterio técnico la estabilidad estructural podría estar comprometida. Recomendamos que se realice un examen exhaustivo por seguridad», destaca el escrito. 

«La cuantía de acero se ha reducido en un 71%» en el forjado, advierten los técnicos del SMAP. «Podemos afirmar con certeza que la reducción de capacidad portante es muy importante», indica el informe en referencia a la capacidad de carga de la estructura. 

Hay que recordar que encima del aparcamiento hay una explanada peatonal por la que transitan peatones y, advierte Moilanen, camiones que reparten en s’Escorxador. 

El documento incluye algunos cálculos y no deja lugar a dudas sobre el riesgo que supone el aparcamiento para los ciudadanos. «La resistencia actual de los forjados de cubierta e intermedio son muy inferiores a los dimensionados en el proyecto inicial», señalan los técnicos, que reiteran sus dudas acerca de la estabilidad del aparcamiento.  

Durante la pasada legislatura Cort reclamó a la concesionaria, Mercasa, que se hiciera cargo de las numerosas deficiencias estructurales detectadas en el aparcamiento, pero la sociedad obvió tales exigencias. 

El mal estado del aparcamiento es patente.

El mal estado del aparcamiento es patente. / B. Ramon

Prohibidas las actividades en la explanada

La Oficina de la Defensora de la Ciudadanía de Palma ha puesto en alerta al actual equipo de gobierno municipal y le ha reclamado que afronte un problema que se ha cronificado por la inacción de la empresa concesionaria. 

Moilanen tuvo conocimiento de esta problemática en 2018, cuando recibió varias denuncias de vecinos de s’Escorxador porque el Ayuntamiento no les autorizaba a celebrar actividades en la explanada que se extiende por encima del aparcamiento. La Defensora preguntó al Consistorio el motivo de estas prohibiciones y la respuesta la dejó perpleja: una serie de informes técnicos advertían de que la capacidad de carga de la estructura podría no soportar la presencia de decenas de personas al mismo tiempo. 

«Queremos que pongan todos los medios para solucionar este problema. Y también recuperar un espacio público para la ciudad que ahora no puede ser utilizado por los vecinos», explica Moilanen. Asimismo, la Defensora expresa su indignación porque nada haya cambiado desde abril pese a las serias advertencias vertidas por los técnicos del SMAP en su informe.

Mercasa también se encargó de la explotación comercial de s’Escorxador hasta 2021. En este caso, la empresa aceptó abonar casi un millón de euros por los desperfectos aparecidos en esta instalación por falta de mantenimiento durante años.