El Real Club Náutico de Palma se asegura tres años más de permanencia en sus actuales instalaciones

Los socios del club aprueban en asamblea la autorización de ocupación temporal ofrecida por la Autoridad Portuaria, mientras sigue la batalla judicial

Los socios del Real Club Náutico de Palma se reunieron ayer en asamblea extraordinaria

Los socios del Real Club Náutico de Palma se reunieron ayer en asamblea extraordinaria / RCNP

Miguel Vicens

Miguel Vicens

Una vez expire mañana su contrato público, el Real Club Náutico de Palma podrá seguir ocupando sus instalaciones durante tres años más. Los socios de la entidad, reunidos anoche en asamblea extraordinaria, aprobaron por mayoría absoluta la autorización de ocupación temporal que la Autoridad Portuaria de Baleares ofreció al club en su actual situación de precariedad

La medida garantiza temporalmente su futuro, así como todas las actividades que organiza, pero a cambio supone también un importante incremento de las tasas que pagan los socios, alrededor de un millón de euros, así como la revisión anual de las condiciones económicas que la institución paga a la Autoridad Portuaria. El resultado de la votación no pudo ser más claro: 278 sufragios a favor, ninguno en contra y cinco abstenciones

Ante la negativa de la Autoridad Portuaria de reconocerle plenamente su derecho a prórroga tras casi dos años de conflicto, el Náutico inició este mes de diciembre una batalla judicial que se prevé larga. 

Presentó ante el Tribunal Superior de Justicia de Balears un recurso contencioso contra el organismo portuario por la desestimación de la solicitud para una ampliación de su plazo de concesión por un periodo de 20 años, petición que los servicios jurídicos del club cursaron basándose en el dictamen del Consejo de Estado de julio. El club añadió al recurso una petición de medidas cautelares para que la Autoridad Portuaria se abstuviera de presentar un concurso público, petición que fue desestimada por el TSJB.

Asamblea extraordinaria del Real Club Náutico de Palma

Asamblea extraordinaria del Real Club Náutico de Palma / RCNP

La sala de lo contencioso denegó esta solicitud con el doble argumento de que se trata de medidas que no guardan relación directa con el asunto objeto de análisis el proceso, y que en todo caso, la Autoridad Portuaria ha otorgado un permiso de ocupación temporal.

El Náutico, por su parte, tras recibir el primer revés judicial, anunció recurso ante la propia sala y, si es necesario también, ante el Tribunal Supremo. Y manifestó que la medida cautelar solicitada sí tiene relación directa con el fondo del asunto, en cuanto lo que se discute es el derecho del club a permanecer en la gestión de las instalaciones, por vía de la ampliación del plazo de la concesión, siendo necesario evitar un concurso que pudiera poner en riesgo dicha continuidad, hasta la resolución final del proceso. 

Además, explicó, el recuso se interpuso antes del ofrecimiento de la autorización de ocupación. Y, en consecuencia, consideró que el compromiso de otorgar lo que se solicita en vía judicial no parece motivo para denegar tal petición, sino antes al contrario, para confirmar la adopción de la medida.

La Autoridad Portuaria, basándose en nuevos informes de la Abogacía del Estado, entiende que no puede conceder al Náutico una concesión con carácter retroactivo pese a que el Consejo de Estado haya responsabilizado al organismo de que en 2003 el contrato del club no se convirtiera en concesión con arreglo a la modificación de la Ley de Puertos de ese mismo año.