La Plaça dels Nins estará irreconocible a finales del año que viene. El ayuntamiento de Palma aprobó ayer en Junta de Gobierno los pliegos de contratación para las obras de remodelación de este punto de encuentro para los arenalers, un emplazamiento que por sus características «no es un lugar seguro para los niños y jóvenes». Los vecinos del barrio expresaron a través de un proceso participativo cómo querían que fuera la plaza y Cort ha tratado de incluir todas estas propuestas en el proyecto que presentó ayer la regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol.

La responsable del área explicó que la reforma eliminará la actual separación de la plaza, dividida en dos por la Carretera Militar, puesto que es peligroso que el tránsito pase por en medio. Por eso, en la futura plaza el tráfico tendrá que bordearla y circular por los lados, una de las reivindicaciones vecinales más importantes.

La intervención mantendrá la vegetación actual y sembrará algunos ejemplares más para que haya zonas de sombra y se evite el efecto de la isla de calor, explicó la concejala. Otro elemento que se introducirá es una zona de gradas como punto de encuentro y espacio para las actividades vecinales. También habrá bancos y una zona de juegos infantiles.

La concejala puso en valor que el proyecto recoja las principales demandas de los residentes y que «el Arenal tenga una plaza tal y como la han pedido los vecinos».

La contratación tenía un coste inicial de 750.000 euros, que se tuvo que incrementar por la inflación de los materiales de obra y el transporte, y en este sentido Truyol reafirmó el compromiso de Cort con la actualización de los precios de las obras.

Con todo, la Junta de Gobierno aprobó ayer los pliegos y, en cuanto se publiquen en el portal de contratación, las empresas tendrán diez días para presentar sus propuestas. El ayuntamiento de Palma seleccionará el proyecto en base a los criterios técnicos establecidos y, una vez adjudicadas las obras, la empresa tendrá un plazo estimado de ocho meses para ejecutarlas, por lo que se espera que la plaza esté terminada, como mucho, a finales de 2023.