Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort desclasifica Son Gual I y protege 47 hectáreas que pasarán a ser suelo rústico

El Ayuntamiento comunica que también convertirá en núcleo rural las 13 hectáreas donde ya existen viviendas unifamiliares «Hay que dejar de construir en lugares alejados, es un esfuerzo demasiado elevado para llevar servicios básicos», afirma Truyol

Uno de los terrenos que pertenecen al barrio de Son Gual I. CORT

El ayuntamiento de Palma desclasificará Son Gual I y protegerá 47 de las 60 hectáreas al convertirlas en suelo rústico. Las 13 restantes pasarán a ser núcleo rural porque ya albergan 30 viviendas unifamiliares. La concejal de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, explica que «la protección de Son Gual nos reafirma en la construcción de una ciudad más compacta, sostenible y próxima que recoge el nuevo Plan General». En este sentido, la desclasificación de los terrenos tiene como objetivo proteger un espacio todavía natural de alto valor ambiental en un entorno rodeado de Áreas Naturales de Especial Interés (ANEI).

Truyol detalla que Palma «debe apostar por dejar de construir en lugares alejados de las zonas ya desarrolladas, porque esto comporta un esfuerzo demasiado elevado en la hora de llevar los servicios básicos a estos enclaves aislados». En este sentido, apunta que el gasto en limpieza, mantenimiento o transporte público es «demasiado costoso» y estas zonas aisladas provocan «un uso abusivo del transporte privado que contribuye a aumentar la contaminación atmosférica».

«Palma tiene que ser una ciudad compacta, accesible y sostenible, y eso se consigue con la concentración de la población en zonas ya habitadas o que estén en desarrollo, pero siempre pegadas a la ciudad. De este modo, la relación entre inversión, número, ciudadanos que disfrutan de los servicios y sostenibilidad es equilibrada y se ajusta a criterios que ayudan a luchar contra el cambio climático, a favor de la protección del territorio y están adaptados a criterios de sostenibilidad ambiental», destaca Truyol.

Son Gual se encuentra en el límite entre Palma y Algaida, y según la concejal de Cort ha sido una zona de suelo urbanizable que se conformó a través de un plan parcial aprobado en 1975. En el año 1979 se dio el visto bueno al proyecto de urbanización, es decir, la dotación de servicios (agua y electricidad, calles, aceras, etcétera). Las obras se iniciaron de forma parcial, pero no se acabaron ni recibieron el permiso por parte del Ayuntamiento.

El área de Modelo de Ciudad inició en 2020 el proceso de desclasificación de suelo residencial en Son Gual, pero hasta este momento no se había conseguido la aprobación definitiva. El final de este proceso, apunta Truyol, culmina con una reordenación de terrenos de un total de 60 hectáreas, de las cuales 47 se convierten en suelo rústico protegido (80% de la superficie desclasificada) y 13,5 reciben la clasificación de núcleo rural (20% de la superficie desclasificada).

En este sentido, destaca que este anuncio supone un «paso definitivo» para proteger una zona natural y de alto valor ecológico de Palma, un lugar rodeado de espacios protegidos: «Entendíamos que esta era una oportunidad que la ciudad no podía dejar pasar y hemos querido actuar en consecuencia».

Son Gual pide más servicios

Los vecinos del barrio de Son Gual llevan meses pidiendo a Cort que les dote de servicios públicos. Por este motivo presentaron hace unos meses alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma en las que reclamaban al Ayuntamiento que proveyera a la barriada de equipamientos municipales, así como la construcción de un carril para bicicletas de acceso a la zona, una salida de emergencia alternativa en caso de incendio y de una línea de la EMT. Desde la asociación de vecinos del barrio recuerdan que en la urbanización viven cerca de 1.000 vecinos y que existen viviendas de promoción pública desde 2007.

Compartir el artículo

stats