Juan, padre de 3 hijos de 5,7 y 9 años de edad se ha enfrentado hoy a la tercera fecha de lanzamiento frente al Banco Santander. Según la plataforma Stop Desnonaments el desahucio no se ha llevado a cabo por falta de agentes (5 policías) para ejecutarlo. Aunque la comisión judicial y los abogados han fijado como nueva fecha el 14 de noviembre a las 9:15 de la mañana.

El artículo 704 de la Ley de Enjuiciamiento civil da un mes para el desalojo de la vivienda y un mes más si existen y se presentan motivos infundados. Juan presenta entre otros: la baja laboral que sufre desde hace más de un año, la petición de reconocimiento de discapacidad, la reducción de ingresos de la pensión temporal, la petición a Servicios Sociales de un realojamiento, la falta de apoyo familiar por motivos de defunción y lejanía y ninguna vivienda en propiedad.

Momentos antes del inicio del intento de desahucio Martí Aloy

"Con escasos ingresos, con 3 menores a cargo y a la espera de reconocimiento de discapacidad, mi situación económica me impide poder acceder a una vivienda de alquiler a precio de mercado" apunta el afectado. Además suplica que se acepten estos motivos para tener un poco más de tiempo para cambiar esta situación "que no beneficia a nadie".

Se reitera la petición de aplazamiento dada la «obviedad» de los motivos. Desde hace ya un año tiene que encargarse de forma unilateral de la manutención, cuidado y educación de sus 3 hijos menores de edad y todo esto con un sueldo que de cada vez «disminuye más y más» comenta Juan. La próxima fecha acordada para el lanzamiento está datada a mediados de noviembre. El afectado espera poder tener un abogado de oficio para reclamar por sus derechos fundamentales.