Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo Plan General mantiene como equipamientos el Lluís Sitjar y el Fortí

Casi la mitad de la superficie ocupada por el antiguo estadio del Real Mallorca pasa a ser zona verde privada en el nuevo planeamiento, mientras que en el espacio propiedad del ministerio de Defensa apenas se introducen cambios

Los terrenos del Club Militar de es Fortí se encuentran a la izquierda del antiguo velódromo de Tirador junto a sa Riera. | MANU MIELNIEZUK

El solar que ocupaba el antiguo campo de fútbol del Lluís Sitjar, así como los terrenos del Club Militar de es Fortí, ambos situados junto al cauce del torrente de sa Riera se mantienen como equipamientos deportivos en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma que se encuentra en estos momentos en período de exposición al público para alegaciones tras haber sido aprobado inicialmente por el pleno del Ayuntamiento.

En el caso del antiguo estadio del Real Mallorca se mantiene la titularidad privada de los terrenos, aunque el equipo de gobierno ha manifestado su voluntad de proceder a su adquisición el próximo año mediante la convocatoria de un concurso de compra de los títulos de propiedad a sus actuales propietarios por un importe de 10 millones de euros, incluidos en los presupuestos de 2002.

Urbanísticamente el solar del antiguo Lluís Sitjar sufre una significativa reducción por lo que respecta a la superficie calificada hasta ahora como de equipamiento deportivo. En concreto los 25.980 metros cuadrados calificados ahora como de equipamientos se reducen a 13.656 metros cuadrados.

El resto de la superficie de 12.324 metros cuadrados se califica como espacio libre privado. La edificabilidad que se permitía en el planeamiento que aún está en vigor también sufre una considerable reducción de casi el 50%, puesto que ahora la edificabilidad de este solar calificado como urbano era de 31.176r metros cuadrados por metro cuadrado y en el nuevo planeamiento pasará a ser de 16.377,2 metros cuadrados por metro cuadrado.

En el caso del solar que ocupa el Club Militar de es Fortí, que tiene una superficie de 46.204 metros cuadrados, el nuevo planeamiento apenas introduce variaciones más allá de rebajar en apenas 2.000 metros cuadrados (de 46.204 a 44.813) su superficie. Por este motivo, la edificabilidad prevista también permanece casi intacta a la actual ya que se permiten 11.203,25 metros cuadrados construidos frente a los 11.551 actuales, a razón de 0,15 metros cuadrados de edificación por cada metro cuadrado de superficie. Su calificación urbanística tampoco manteniéndose como un espacio deportivo público (es propiedad del ministerio de Defensa) y su uso es también público. En el caso del Lluís Sitjar el Ayuntamiento ha manifestado su voluntad de adquirir la propiedad de los terrenos, no ha sido así por lo que se refiere a las instalaciones de es Fortí, pese a que el solar se encuentra situado junto al cauce del torrente de sa Riera, dentro del ámbito que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1985 incluía como espacio libre público para su incorporación a la futura Falca Verde, al igual que los terrenos del antiguo campo de fútbol del Real Mallorca.

Esta previsión ya se suprimió en el Plan General de Ordenación Urbana de 1998, que es el que actualmente se está revisando. Para la adquisición del solar que ocupa el antiguo Lluís Sitjar el Ayuntamiento, tal como manifestó la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, el Ayuntamiento convocará el próximo año un concurso de compra de los 666 títulos de propiedad existentes para estos terrenos. El concurso incluirá la condición de que en esta primera operación la administración municipal consiga hacerse con la propiedad de al menos la mitad más uno de los 666 títulos de propiedad existentes en estos momentos, 199 de los cuales están controlados por el Real Mallora (140 por la Fundació Mallorca y 59 por el Real Club Deportivo), lo que representa el 30%. Un estudio de mercado realizado hace años por el Ayuntamiento valoraba estos terrenos en 9,7 millones, lo que suponía 14.603 euros por título de propiedad.

Truyol ya manifestó que, por parte de los técnicos municipales se deberá realizar una nueva valoración, puesto que estas caducan a los seis meses. Si bien no se descarta la expropiación se considera que la compra es un proceso más rápido y efectivo.

En gris, la superficie ocupada junto a sa Riera por el Fortí. | AJUNTAMIENT

El Lluís Sitjar se rodea de una franja de zona verde. | AJUNTAMENT

Compartir el artículo

stats