Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de rehabilitación en Bellver dejan al descubierto un muro medieval

El hallazgo permite explicar mejor la estructura y la historia de este castillo

Las obras de rehabilitación en Bellver dejan al descubierto un muro medieval B. Ramon

Las obras de consolidación del segundo recinto defensivo del Castillo de Bellver han permitido descubrir un muro medieval que formó parte de la estructura del edificio y que lo hace «todavía más complejo y más excepcional», en palabras del arquitecto director de la rehabilitación, Fernando Cobos.

 Lo que se ha descubierto bajo las losas de marés y la capa de arena en el baluarte de poniente es una estructura de cerramiento del paseo de ronda en forma de muralla semicircular de época medieval. El hallazgo confirma la hipótesis de los expertos de que había una gran estructura que recorría todo el tambor y que identificaban como las caballerizas. «Ya tenemos la confirmación de que hay una traza medieval extraordinaria que incluía ese tambor y que explica la forma de todos los otros tambores de la fortaleza», explicó ayer Cobos, tras una visita institucional a las obras.

«Desde el punto de vista científico, lo más importante es que ha aparecido el muro de la gran crujía exterior de las caballerizas que hace que cambie completamente nuestra forma de entender el castillo y que nos demos cuenta de que este edificio, que ya es excepcional en el mundo por su traza, es todavía más complejo y más excepcional», profundizó el arquitecto.

11

Las obras de rehabilitación en Bellver dejan al descubierto un muro medieval B. Ramon

El muro medieval que permanece soterrado unía otras estructuras abovedadas, como la que actualmente alberga los aseos, en el mismo paseo de ronda. «Todas esas plataformas eran parte del gran castillo medieval que se construye, aunque luego son transformadas y en parte eliminadas para hacer las plataformas de artillería», añadió Cobos.

Un año para finalizar

Estas obras de consolidación comenzaron hace un mes y se prolongarán durante un año. Consisten en la excavación interior de los tambores, donde la acumulación de tierra y de agua ha provocado la desintegración de las piedras de marés, en un caso, y, en el bastión sur, apuntalado desde hace más de diez años, el empuje del muro hasta hacerlo casi caer, explicó el arquitecto.

Con esta rehabilitación se facilitará la salida del agua y se colocarán refuerzos internos que permitan retirar la estructura metálica exterior. La rehabilitación tiene un coste de más de 900.000 euros, aportados por el Consell de Mallorca mediante la Ley de Capitalidad.

Ayer, el alcalde de Palma, José Hila; el regidor de Cultura, Antoni Noguera; la regidora de Infraestructuras, Angélica Pastor; la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y la vicepresidenta y consellera insular de Cultura, Bel Busquets, realizaron una visita de obras, acompañados por Fernando Cobos y la directora del castillo, Magdalena Rosselló.

Posteriormente, Hila comentó que estas obras de consolidación permitirán conocer mejor la historia del castillo, «símbolo de la ciudad» en el que hace más de diez años que se colocó la estructura metálica como refuerzo.

Sobre las rehabilitaciones llevadas a cabo, Magdalena Rosselló recordó que la última gran intervención se realizó a principios de este siglo, con la restauración de la Torre de l’Homenatge.

Antoni Noguera remarcó que esta intervención «simboliza la apuesta por el patrimonio de Palma» y recordó que además de estas obras en Bellver también han comenzado las de Can Ribas y que se han planificado la rehabilitación de las Torres del Temple

Como presidenta del Consell, Catalina Cladera consideró que esta consolidación de parte del castillo era «una actuación necesaria y demandada».

Junto a Cobos y Rosselló trabaja en esta rehabilitación, adjudicada a la empresa Refoart, un equipo de expertos conocedores del castillo

Compartir el artículo

stats