Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emaya ahorrará un millón de euros con la comercializadora eléctrica

Desde el pasado día 1 de junio Emaya compra directamente energía para su consumo

Planta de gasificación de la depuradora de Sant Jordi. | EMAYA

Desde el pasado día 1 de junio la Empresa Municipal d’Aigües i Clavegueram tiene la consideración de comercializadora de energía eléctrica. De esta forma, puede acudir directamente a los mercados en los que se adquiere energía para cubrir las necesidades de la empresa sin tener que pasar, como hasta ahora, por intermediarios, que habitualmente son grandes compañías eléctricas.

Por el momento, Emaya puede ahorrarse los costes de comercialización de la energía que adquiere para su consumo generándose de esta forma un importante ahorro económico. De este modo se prevé un ahorro en costes de comercialización de 110.000 euros, que pueden llegar a los 140.000 con el incremento de la gasificación y electrificación de la flota, proceso en el que la empresa está inmersa desde hace años.

La creación de la comercializadora de energía constituye el primer paso de un ambicioso proyecto que persigue que, en un futuro, tanto el Ayuntamiento como todas las demás empresas y organismos municipales consuman la energía eléctrica adquirida o producida directamente por Emaya. Si bien se trata de un proceso de cinco años, se prevé que al final se pueda producir un ahorro de un millón anual en la factura eléctrica municipal. El próximo paso, a partir del tercer año, consistirá en la comercialización de la energía al Ayuntamiento y a sus empresas y, en una tercera fase, abrir la posibilidad de comercializar los excedentes de producción a terceros, aunque el actual presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, ha manifestado que no quiere hacer la competencia a las grandes eléctricas.

Compartir el artículo

stats