Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juegos Olímpicos de Tokio
Entrevista PABLO CARREÑO Tenista, medallista olímpico en Tokio

Pablo Carreño: “Con el nivel de los Juegos puedo aspirar a muchas cosas”

“Tokio es el mejor momento de mi carrera y el de Medvedev fue un partido casi perfecto”

Carreño enseña su medalla de bronce.

Carreño enseña su medalla de bronce.

Tres días después de volver de Tokio, Pablo Carreño todavía se sorprende por la repercusión de su medalla olímpica. El tenista gijonés se ha tomado una semana de descanso, para recuperarse del esfuerzo físico y mental que soportó en un torneo para el que pone la nota máxima. “Ha sido el mejor momento de mi carrera deportiva”. Pero de reojo ya mira al futuro inmediato, a la gira americana con el US Open como principal objetivo para cerrar la temporada.

–¿Cómo valora la repercusión de su paso por los Juegos?

–Me ha sorprendido, ha sido increíble. Unos Juegos Olímpicos son la fiesta del deporte y los sigue todo el mundo, no solo a las personas a la que les gusta el tenis. Los Juegos los ven incluso a los que no les interesa el deporte.

–¿Es consciente de lo que puede suponer en su carrera?

–No del todo porque he llegado a Barcelona, he estado un día con mis padres y ahora intento desconectar un poco. Es prácticamente imposible por las entrevistas y la cantidad de mensajes que recibo. Pero está claro que lo que he hecho es algo importante, uno de los resultados más memorables de mi carrera y estoy seguro de que con el tiempo le daré más importancia.

–¿Cree que pudo conseguir algo más que el bronce?

–En semifinales no pude hacer el partido que me hubiese gustado porque Khachanov también jugó a un nivel muy alto y fue superior. Como en todos los deportes, en el tenis hay que contar con lo que hace el rival. No fue un partido que haya jugado mal, sino que simplemente Karen fue superior. Pero conseguí rehacerme para estar a tope en el partido por el tercer y cuarto puesto.

–En la parte positiva, las victorias frente a Djokovic y Medvedev.

–Está claro que ganar al número uno y dos del mundo es algo muy meritorio. En un torneo como este, con todas las emociones y las presiones que hay, fue algo muy bonito. Pero no solo eso. Todo el torneo en general. Gané cinco partidos y perdí uno, pero creo que ha sido un torneo de 10.

–Medvedev dijo tras su partido que no entendía por qué no jugaba siempre así.

–Después del partido estaba un poco contrariado. Fue un poco lo que me pasó a mí con Khachanov, salvando las distancias. Quizá Medvedev no se esperaba que jugase a ese nivel. No solo tienes que estar al cien por ciento, sino esperar a que el rival no tenga un día como el que tuve yo contra Medvedev, que fue un partido casi perfecto.

–¿Esto será un antes y un después para usted?

–Es complicado mantener ese nivel. Los Juegos han llegado en un momento muy bueno de mi carrera deportiva. Ya he cumplido los 30 años y estoy en una fase de maduración muy buena. Además, venía de ganar un torneo 500 una semana antes, llegué con rodaje y mucha confianza, físicamente estuve al cien por cien en casi todos los partidos. Es muy complicado que todo eso se junte, pero lo ha hecho en unos Juegos Olímpicos. Así que ha sido el mejor momento de mi carrera.

–¿Qué importancia da a su cambio de estilo?

–Está claro que hay que ser agresivo. Hay que intentar dominar todos los puntos, no dejar que los rivales se sientan cómodos, meterles presión, y a partir de ahí estar siempre ahí, luchar hasta el final como he hecho, no rendirme a pesar de las adversidades.

–¿Algún momento especial que se le haya quedado en la memoria?

–Me quedo con las dos semanas que he estado en Tokio viviendo mi primera experiencia en los Juegos Olímpicos. Ha sido todo nuevo porque en los torneos vamos a un club de tenis y jugamos. Aquí volvíamos a la villa y todo era una aventura nueva. He coincidido con personas de otros deportes, de otros países, lo que también es muy bonito. Por supuesto, me quedo con las victorias, la entrega de medallas, los mensajes de apoyo y cariño que he recibido. Todo ha sido increíble.

–¿Se ha acordado de sus inicios en el tenis?

–Lógicamente, se me ha venido a la cabeza toda la gente que me ha ayudado en mi camino, entrenadores como Rosa, María José, Nanín, Rafa, que hicieron un gran trabajo y con los que mantengo muy buena relación. Es muy bonito ver que a ellos también les ilusiona esta medalla.

–¿Necesitaba un descanso?

–Sí. Venía de jugar Hamburgo, se juntaban tres semanas seguidas y la gira de Estados Unidos va a ser larga. Tengo que recuperarme del esfuerzo físico y mental para encarar la gira con garantías.

–¿Su próximo objetivo es el Abierto de Estados Unidos?

–Es un torneo que me gusta, que se me da bien, con años muy buenos como en los que llegué a semifinales y otros en que perdí en segunda o tercera ronda. Pero lo importante es que llegue bien para dar el cien por ciento otra vez. Si estoy al nivel de los Juegos puedo aspirar a muchas cosas.

–¿Para cuándo en Asturias?

–De momento no puedo ir a Gijón, aunque me gustaría mucho. El trabajo manda y nuestro calendario está muy apretado.

Compartir el artículo

stats