El deporte español vivió este martes el fin de una era. Un era que será muy difícil de emular. Pau y Marc Gasol anunciaron su retirada de la selección de baloncesto tras caer ante EEUU en los cruces hacia las medallas de Tokio y su adiós tiene el valor de una simbólica despedida para toda una generación . Sin discusión, una de las más exitosas y brillantes de su historia. No solo del baloncesto, sino del deporte en general.

Las conquistas de esos chicos de oro que abanderó Pau Gasol desde el 2001, junto a Reyes y Navarro, y a los que se unió su hermano Marc en 2006, deslumbran: tres podios olímpicos, dos títulos mundiales, tres títulos de Campeones de Europa .

Ese grupo demostró su carácter competitivo en el último desafío que vivió en Tokio de nuevo, frente al Dream team. Igual que hizo en Pekín-2008 y en Londres-2012, la vez cuando estuvieron más cerca de provocar un terremoto en el orden establecido. Pero su encomiable esfuerzo no bastó para superar un muro que se ha mostrado inabordable en los últimos cuatro Juegos. La derrota acerca, inexorablemente, el ocaso de una época única.

Un ciclo que no acaba

"Estamos en un momento de transición, pero este ciclo no acaba nunca", subrayó el presidente Jorge Garbajosa, para recordar que el relevo lleva largo tiempo planificándose y haciéndose realidad. Surge referentes para tomar el testigo, los Abalde, Abrines, Hernangómez, Garuba. Pero eso no esconde la realidad de que algunos de esos otros nombres que han servido también de ejemplo e inspiración para las nuevas generaciones que vienen por detrás (Rudy Fernández, 36 años; Sergio Rodríguez, 35; Llull, 33; Claver, 32, Ricky Rubio, 30) enfilan el final de su carrera y su renuncia no tardará mucho en llegar.

El anuncio de Pau Gasol, aunque esperado, no dejó de llegar cargado de emoción por lo que representa su figura y su influencia como deportista a nivel global. "Fue mi último partido con la selección, ahora tendré que ver con mi familia si sigo jugando al baloncesto o doy un paso al lado", dijo el pívot barcelonés en la zona mixta del Saitama Super Arena.

Pero, aunque insinuado, no había tanta conciencia de que Marc pudiera dar el paso. "Nos bajamos de esta atracción tan bonita a la que nos subimos hace 15 años», dijo el pívot de los Lakers. "Es el momento de bajarse. Hemos tenido una gran suerte, pero es el momento de dejar a la nueva generación que se suba, que disfrute y tenga su propia experiencia".

Adiós de Pau y Marc Gasol a la selección tras la eliminación ante EEUU en cuartos Vídeo: Agencia Atlas Foto: EFE

En Tokio, en el mismo escenario donde deslumbró por primera vez España hace 15 años y conquistó un título mundial que cambió la historia, Pau y Marc pusieron el pie en tierra, aunque el mayor de los hermanos dejó abierta la puerta a su continuidad como jugador a sus 41 años.

"Ahora toca desconectar y hablar con la familia si merece la pena seguir jugando al baloncesto o si debería dar un paso a un lado a otros desafíos".

Sergio Scariolo se unió al homenaje espontáneo que se vivió en el mundo del deporte tras el anuncio de Pau y Marc. "Solo puedo decir que ha sido un privilegio compartir con ellos estos años", apuntó el seleccionador. "Permitidme que les demos las gracias", remarcó Garbajosa por su parte. "Y si hay un millón de agradecimientos a Pau me parecen pocos porque es una leyenda del baloncesto y del deporte mundial", describió el presidente de la federación.

Reconocimiento colectivo

Pau aprovechó su comparecencia ante los medios para pedir el reconocimiento del equipo, más que para hablar de sus conquistas personales. "Después de tantos años, es el momento del reconocimiento para este equipo. Nos gustaría haber ganado todos los campeonatos y todas las medallas, pero no funciona así. Me habría gustado ganar a Estados Unidos porque habría sido algo extraordinario. No hemos tenido la suerte dentro de la competición que se necesita a veces para poder avanzar".