Muchas veces el amor no es correspondido y si no que se lo pregunten a Sara, una soltera que acudió a 'First Dates' en busca de una pareja. Ahora sí, para ser su novio tenía que tener bastante dinero: "Si tienes menos de 200.000 euros no saldría contigo", expresaba la soltera antes de conocer a Pablo, que rápidamente quedó en shock ante la fuerte personalidad de Sara.

Sara y Pabo en la cena en el restaurante de 'First Dates' Cuatro

Sara se las prometía muy felices a su llegada al restaurante de First Dates, ya que nada más ver a Pablo, su cita, este le entraba por el ojo. Pero es que la cosa no hacía más que mejorar a lo largo de la velada juntos, con ambos compartiendo gustos y aficiones, lo que hacía que ella comenzara a emocionarse notablemente ante las cámaras del programa: "Me encantaría tener una segunda cita con Pablo, es el hombre de mi vida. Es igual de raro que yo. Va tatuado con cosas que me gustan, cosas frikis.

Te puede interesar:

La decisión final de Pablo

"Estupendo, me viene muy bien", reconocía a los redactores del dating show. Él, lamentablemente, no pensaba lo mismo: "Es maja, es simpática, puedes pasártelo muy bien con ella, pero no tendría otra cita", comentaba a cámara, y es que no había sentido ese feeling que necesita. Mucho menos cuando ella le tocaba en exceso, una intimidad que él no compartía con cualquiera, "para mí coger de la mano es una cosa muy personal, lo mismo que estar en la misma cama", explicaba sorprendido.