'First Dates' es sin duda uno de los programas a los que verdaderamente se pueden conocer a las personas cuando hablan con sus citas. Cuando llegan al restaurante, en la minientrevista con Carlos Sobera y tienen que sentarse enseguida, y el espectador ya lo sabe, existe esa pequeña duda de saber si físicamente encaja en el perfil de cada soltero y soltera. Y es realmente cuando ves si habrá una segunda cita.

Eso precisamente es lo que le ocurre a Alejandro y Sabrina. Alejandro, un hombre de 35 años, se desempeña como comercial en Málaga y asegura ser muy transparente en temas como el amor. Por su parte Sabrina también es de la capital de la Costa de Sol y trabaja como manicurista y como camarera durante los fines de semana. La malagueña parece tener muy claro su tipo de hombre ideal: “Un chico que no tiene tatuajes me parece una persona aburrida y sin personalidad".

Alejandro y Sabrina comparten solo la cena, no son nada compatibles y tienen ideas muy distintas. Cuatro

La propuesta de la soltera

Sabrina es, cuanto menos sincera y directa en su cita y de manera muy sorprendente le cuenta a su cita que quiere ser madre soltera. Alejandro se queda a cuadros flipando y responde, en tono irónico: “Pues, has venido al programa idóneo, eh”.

“Se supone que estás buscando el amor, para esto estamos aquí. Ese término de madre soltera a mí sí que me rechina un poco en la mente”, confiesa Alejandro a las cámaras del programa al no entender que hacía su cita entonces cenando con ella, si no estaba en busca del amor.

Aunque Alejandro le dice a Sabrina “vamos a pensar en positivo”, al hablar de tener hijos, acto seguido le confiesa: “Yo no creo que tenga niños”. Ante las cámaras de ‘First Dates’, ella confiesa que la situación “ha sido un cuadro”.

La decisión final

Tanto Alejandro como Sabrina parecían no entenderse y los dos solteros fueron muy claros en su decisión final respecto a si querían una segunda cita.

La decisión final de Alejandro y Sabrina en su cita en 'First Dates' Cuatro

Te puede interesar:

No quiero una segunda cita, porque hay varias cosas que no me ha cuadrado, como que no quieres ser padre o las dietas que yo no llevo. Físicamente, no eras 100% mi prototipo”, argumentaba Sabrina.

No tendría, básicamente lo hemos hablado todo y ha quedado superclaro el tema de ser padres, del gimnasio, de la alimentación. Quiero alguien afín a mí en ese sentido" añadió Alejandro.