Mallorca en la COP28: El fin de los combustibles fósiles, en el centro del debate

Pau de Vílchez acude a la conferencia en Dubái en representación de la UIB: «Hay que poner sobre la mesa la desigualdad entre los países»

La COP28 se desarrolla en Dubái

La COP28 se desarrolla en Dubái / COP

Irene R. Aguado

Irene R. Aguado

El presidente del Comité de Expertos para la Transición Energética y el Cambio Climático y subdirector del Laboratorio Interdisciplinario sobre Cambio Climático de la Universitat de les Illes Balears (Lincc UIB), Pau de Vílchez, es el encargado de representar a la UIB en la COP 28, la conferencia de las Naciones Unidas que se está celebrando estos días en Dubái y que ha puesto en el centro del debate el uso de los combustibles fósiles.

La cumbre reúne a líderes de gobiernos de todo el mundo, empresas, ONG y sociedad civil para alcanzar soluciones concretas a la crisis climática. «Este año hay un objetivo muy claro: hacer el balance global del cumplimiento de los Acuerdos de París. El resultado es que los esfuerzos globales, pese a que son muchos y muy importantes, no son suficientes. El mundo va hacia un aumento de temperatura de más de 2,5 grados», explica de Vílchez en palabras a este diario.

Por este motivo, añade, hace falta ir al meollo del asunto: poner sobre la mesa el fin del uso de los combustibles fósiles, «un asunto hasta ahora exento de las COP porque colisionaba con los intereses de muchos países». Ahora, muchas regiones ya presionan para que en esta conferencia de forma expresa la necesidad de dejar atrás los combustibles fósiles, mientras que la Unión Europea impulsa otros objetivos que son igual de importantes, como triplicar la instalación de energías renovables y duplicar la eficiencia energética, señala de Vílchez, que aterrizó ayer en Dubái para asistir a la segunda semana de la conferencia.

Sin embargo, comenta el responsable, queda pendiente una cuestión de fondo muy importante: la desigualdad entre los países y dentro de ellos. «El 10% más rico es el responsable de la mayor parte de emisiones de la humanidad», detalla el representante, que por otro lado matiza que la mitad más rica del mundo es la responsable del 80% de las emisiones pese a que los países que menos contaminan son los que sufrirán más los efectos del cambio climático. «Es muy importante que se ponga sobre la mesa este asunto para seguir avanzando», matiza.