Algunos colegios advierten de que se acaban las ayudas para la ‘escola matinera’

El Gobierno no aclara si continuará mandando dinero dentro del Plan Corresponsables a partir de enero pero Educación asegura que lo asumirá

Un alumno de Educación Infantil jugando en un aula.

Un alumno de Educación Infantil jugando en un aula. / DM

Mar Ferragut Rámiz

Mar Ferragut Rámiz

La escola matinera es un servicio que ofrecen los centros para recibir y atender a los alumnos antes de la hora del inicio de las clases. Normalmente, los colegios reciben asignaciones públicas para sufragar parte del coste a las familias, pero en algunos centros aseguran que se han acabado las ayudas y han tenido que aumentar el coste.

Este servicio es fundamental para la conciliación diaria de muchas familias que trabajan y necesitan dejar a sus hijos en el colegio antes de la hora de inicio de la clase. A veces es asumido y gestionado por las asociaciones de padres y madres de alumnos o por entidades o empresas especializadas, que contratan a monitores. También pueden asumirlo profesores del propio centro (que lo cobran como un extra en su nómina) o incluso voluntarios. El coste varía de un colegio a otro: suele rondar los 30 euros mensuales, pero también hay centros que lo ofertan por menos.

Desde la conselleria de Educación y Universidades se aprueba cada año una partida para todos los centros que ofrezcan este servicio, recibiendo cada colegio una cantidad según el número de niños inscritos.

Además, desde septiembre del pasado curso el Gobierno central también aporta dinero dentro del Plan Corresponsables (nutrido a su vez con fondos europeos), que busca facilitar la conciliación familiar.

Gracias a la llegada de este plan estatal, algunos centros han abaratado el coste de la escoleta matinera, otros lo han mantenido y otros incluso han pasado a ofrecerlo de manera gratuita.

La cuestión es que dado que el Gobierno central recién conformado no ha aprobado los presupuestos para el año que viene, Madrid no ha aclarado a las comunidades autónomas si este programa continuará, con lo que a partir de enero podría dejar de llegar el dinero para ayudar a sufragar este servicio a las familias.

La conselleria de Educación asegura que ya están estudiando fórmulas por «si el Estado no sigue con esta aportación» para asumirlo y poder aumentar la asignación autonómica a los colegios para que la matinera pueda seguir funcionando igual a partir de enero. En cualquier caso, Educación indica los colegios que han empezado el curso con este servicio no pueden dejar de ofrecerlo.

Uno de los centros que ya ha advertido a los padres que se han quedado sin ayudas es el CEIP Infant Felip de El Molinar, donde es la entidad Espiral la encargada de su gestión. Este es uno de los colegios que ya en noviembre avisó de que se habían acabado las ayudas y desde entonces las familias han pasado a pagar más o menos el doble.

Desde Educación indican que puede haber muchos factores tras estos casos. Puede haber centros que hayan agotado la partida asignada al inicio de curso porque hayan registrado un aumento muy considerable de alumnos inscritos y/o por haber tenido que contratar a más monitores.

Cristina Conti, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres (FAPA), subraya la importancia de que existan este tipo de servicios de conciliación y que se ofrezcan «de forma organizada» para que las familias puedan planificarse bien.