Baleares sería la única comunidad que podría pagar las pensiones si se independizase de España

Fedea explica que sería la única región que tendría capacidad de asumir sus obligaciones de gasto

Tres jubilados, sentados en un banco.

Tres jubilados, sentados en un banco. / P.I.

EFE

Baleares sería la única comunidad autónoma que podría autofinanciar sus pensiones con ingresos propios dentro del sistema de la Seguridad Social, mientras Madrid estaría cerca de conseguirlo y Castilla-La Mancha, Murcia, Canarias y Cataluña serían las más alejadas de ese hipotético objetivo, según el último estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA). 

El organismo calcula el saldo contributivo del Sistema de Seguridad Social por territorios, con datos de 2021, que es el último ejercicio para el que está disponible toda la información necesaria. En este sentido, Baleares tiene 2.994,5 millones de euros en ingresos y 2.729,3 millones en gastos de pensiones contributivas. Esto es, una diferencia positiva de 265,2 millones de euros. Además, las islas son una de las comunidades autónomas con menor proporción de mayores de 65 años, mientras que cuenta con 2,6 cotizantes por cada pensionista, una de las cifras más altas de toda España con mucha diferencia respecto al resto, según los últimos datos de la Seguridad Social. «El saldo de ingresos y gastos a nivel territorial está determinado por la suma de los efectos generados en cada comunidad autónoma por la evolución del número de ocupados, los salarios presentes y pasados y el nivel de envejecimiento de la población», detalla Fedea.

Para el conjunto del país, este saldo fue negativo en 2021 por valor de 33.449,93 millones de euros (2,8 % del PIB), pero si los cálculos se realizan en el ámbito autonómico, la situación varía mucho de un territorio a otro. Como destaca la entidad, «tan sólo» Balears y las ciudades de Ceuta y Melilla presentan un saldo positivo en 2021 (265,20, 10,5 y 4,9 millones de euros, respectivamente).

El resto, añaden desde Fedea, no habrían dispuesto de ingresos suficientes para asumir sus obligaciones de gasto, de forma que «en la hipótesis de no formar parte de España deberían reducir el nivel de gasto, dedicar una parte de sus impuestos propios a este fin, subir las cotizaciones sociales o emitir deuda pública si les fuera posible».

Así, detallan que tan solo Baleares y las ciudades de Ceuta y Melilla tuvieron ingresos suficientes para pagar las pensiones en 2021, mientras que la Comunidad de Madrid roza el equilibrio. El Principado de Asturias presenta la menor tasa de cobertura, seguida de Galicia, Cantabria y País Vasco, Castilla y León y Extremadura.

Territorios deficitarios

En valores absolutos, la relación de territorios deficitarios en el sistema está encabezada por Andalucía (5.673 millones de euros), seguida de Cataluña (4.903,80), Galicia (4.096,30) y País Vasco (4.087,90 millones).

Por ejemplo, en regiones como Asturias, País Vasco, Murcia y Melilla o Cantabria la diferencia de la pensión media es superior a la de la cotización media, lo que genera un desajuste importante: «La diferencia respecto al promedio nacional de la tasa de dependencia muestra el diferente grado de envejecimiento de la población en las comunidades autónomas, siendo mayor en Asturias, Galicia, Castilla y León, Extremadura, País Vasco y Cantabria, y menor a la media en Madrid, Balears, Murcia y Cataluña».