El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Baleares, Antoni Jaume: «El sector echa pestes de los bancos, se han convertido en un dolor de cabeza»

Las trabas obligan a los administradores a dedicar cada vez más tiempo a gestiones bancarias

Antoni Jaume, presidente del Colegio de Administradores.

Antoni Jaume, presidente del Colegio de Administradores. / C.A.F.B.

Mar Ferragut Rámiz

Mar Ferragut Rámiz

Hablar a un administrador de fincas de un banco es garantía casi segura de recibir como primera respuesta espontánea un suspiro (o un bufido). El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Baleares, Antoni Jaume, no oculta que en general el sector «habla pestes» de estas entidades que se han convertido en «un auténtico quebradero de cabeza» para estos profesionales.

Además del tema del coste cada vez mayor por mantener las cuentas, el aumento de las trabas por parte de las entidades les suponen problemas asegurados cada semana, teniendo que dedicar cada vez más horas a la semana a realizar trámites bancarios «sin sentido». Los administradores lamentan que, pese a la existencia de la firma digital y de las garantías que ofrece la banca online, para algunos trámites les hacen ir «presencialmente, pidiendo cita previa y a veces en un horario muy acotado».

Exigencias cuestionables

Los administradores denuncian además situaciones absurdas y exigencias cuestionables que aplican algunas entidades. Jaume cuenta por ejemplo que una entidad empezó hace poco a bloquear las cuentas si no se le notificaba formalmente la renovación de los cargos de las juntas de vecinos cada año.

Esos bloqueos se realizaban sin avisar con lo que algunas comunidades no se enteraban hasta que de repente les cortaban el agua por impago.