Gabriel Subías: « A los mallorquines nos molestan» los turistas, «pero si viajamos nosotros no molestamos»

El consejero delegado de World2Meet, la división de viajes de Iberostar, en el Congreso de los Hoteleros Españoles, dice no creer que "haya gente que vaya a pagar más por viajes sostenibles"

Gabriel Subías, CEO de W2M, en una imagen de archivo.

Gabriel Subías, CEO de W2M, en una imagen de archivo. / DM

Palma

Ya hace tiempo que se viene insistiendo en que los turistas están dispuestos a pagar más por los viajes sostenibles y en que crecen las búsquedas en este sentido. Y a ello se refirió este jueves José Manuel Lastra, vicepresidente primero ejecutivo de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), en la mesa Abriendo nuevos horizontes, sostenibilidad de España como destino, del Congreso de Hoteleros Españoles. Participaron también David Rodríguez, socio director de Transporte, Hostelería y Servicios de Deloitte, y Gabriel Subías, consejero delegado de World2Meet (W2M), la división de viajes de Grupo Iberostar. «No creo que haya gente que vaya a pagar más por la sostenibilidad», le contradijo Subías. «Yo no lo he detectado. Lo que sí hay es una necesidad perentoria de regular unos movimientos que antes no existían». 

Reducir los vaiajes cortos, un "brindis al sol"

Otra vez coleó cómo ha cambiado el modelo turístico con el auge del alquiler vacacional. Para Subías, la sociedad «nos ha adelantado». «El consumidor va a «casas y particulares», opta por el vehículo privado y acorta sus estancias. Así las cosas, llama a que se defina «qué modelo queremos y le damos al cliente, o vamos mal». Y ante la evidente «colisión» que hay con la convivencia en destinos masivos como la isla, una advertencia: «La realidad es que todos viajamos más. A los mallorquines nos molesta que vengan extranjeros, pero cuando vamos nosotros de viaje, cuidado, ahí ya no molestamos».  

La medida del Gobierno de fomentar la reducción de los vuelos cortos con alternativa en tren con una duración menor de dos horas y media (salvo en casos de conexión con aeropuertos) para Lastra es «un brindis al sol». Y para Subías, «demagogia». Critica que se vendan «vuelos de dos horas a menor precio que un taxi» porque estamos creando una demanda turística que «no existe».