El presidente del Partido Popular de Palma, Jaime Martínez, ha sido nombrado como candidato de la formación a la alcaldía de la ciudad para las próximas elecciones del 28 de mayo. Su nombramiento ha tenido lugar en un acto celebrado en Madrid en el que la dirección estatal del PP, con Alberto Núñez Feijóo a la cabeza, ha nombrado a los alcaldables de las capitales de provincia.

En su intervención Martínez ha asegurado que las próximas elecciones serán "decisivas" y que los palmesanos votarán por dos modelos de ciudad, "el de futuro del PP o el desgobierno del PSOE e Hila".

“En mayo empieza el cambio que Palma necesita para volver a ser la mejor ciudad del mundo para vivir. Llevamos 8 años con un gobierno socialista que no ha hecho más que mirar hacia otro lado mientras Palma se ha degradado. Dos legislaturas en las que el PSOE e Hila han consentido que nos convirtamos en la quinta ciudad más sucia, la quinta más insegura y la tercera con peor calidad de vida. Pero todo esto está a punto de cambiar, porque mi modelo, el modelo del PP de Palma, es el de la gestión y apostar por proyectos a corto, medio y largo plazo. Un modelo basado en una visión estratégica capaz de ver más allá de una legislatura y pensar en un proyecto de ciudad para los próximos años”, asegura Martínez.

El candidato 'popular' ha manifestado que tiene una estrategia para Palma con dos pilares fundamentales como son la cultura y el deporte: “Ejes transformadores y tractores que sacarán a relucir el potencial de una ciudad que lleva demasiado años deteriorándose a causa de la inacción de quienes deberían gobernarla”.

En esta línea, ha enfatizado que si llega a la alcaldía sus prioridades serán "la limpieza, la seguridad, la movilidad, la fiscalidad, las políticas de vivienda que tanta falta hacen", así como proyectos inmediatos como las Galerías de Plaza Mayor.

“En Palma hace falta un gobierno que de verdad se preocupe por la ciudad, los palmesanos y las necesidades de cada barrio. Un equipo que gobierne de verdad para la gente y no de espaldas a ella. Por eso, pondremos en marcha una revolución fiscal que permitirá aliviar a palmesanos en estos tiempos de crisis e inflación. Mejoraremos el servicio de Emaya y garantizaremos un calendario semanal de limpieza por barrios. También eliminaremos los grafitis. Dignificaremos el cuerpo de la Policía Local y lo dotaremos de los efectivos y equipo necesarios. Trabajaremos para que Palma sea la capital mundial del turismo, nuestro principal motor económico, y lo haremos apostando por la calidad sobre la cantidad y con la rehabilitación y modernización de las zonas maduras como Playa de Palma”, ha sentenciado.