El diputado del PSIB en el Congreso Pere Joan Pons y el senador socialista Cosme Bonet resaltaron ayer, haciendo balance del año, la estabilidad social y económica alcanzada «a pesar del ruido» generado por el PP. Los socialistas reivindicaron ayer la aprobación de los terceros Presupuestos Generales del Estado, que han supuesto para Balears la llegada del régimen fiscal y las aportaciones para el tranvía de Palma, que se suman a las transferencias de más de 4.000 millones de euros.

Pons resaltó también la ayuda social «sin precedentes» desplegada para paliar los efectos de la guerra, las bonificaciones a los carburantes y los acuerdos para topar el precio del gas.

Para el diputado, el Banco de España ha certificado la «sensación de estabilidad» al adelantar que España no entrará en recesión en 2023. «A pesar del ruido de tratar de sustituir el poder legislativo con una maniobra política, ha habido una clara estabilidad económica y no se ha caído en recesión. Además, los acuerdos han llegado a través del diálogo. Algunos son solo partidos de estado cuando les interesa»

El senador socialista Cosme Bonet, por su parte, añadió que la pasada semana se aprobaron los octavos Presupuestos autonómicos, que demuestran «la estabilidad y la solvencia económicas». Para Bonet, «no hay otra comunidad autónoma que pueda demostrar esta capacidad de solvencia» y no se ve, «ni de lejos», que el PP pueda ser una alternativa al Govern liderado por Armengol.