SANIDAD

Salud ignoró una propuesta para que médicos ‘seniors’ de Primaria continuaran trabajando

El sindicato médico denuncia la falta de previsión que ha llevado a la actual situación en los centros de salud

La asamblea de Primaria celebrada el día 1 decidió a mano alzada convocar una huelga

La asamblea de Primaria celebrada el día 1 decidió a mano alzada convocar una huelga / Colegio de Médicos

I. Olaizola

I. Olaizola

Hace tres o cuatro años, el sindicato médico de Balears (Simebal) trasladó a la hoy denostada Gerencia de Atención Primaria (GAP) de Mallorca una propuesta para conseguir que médicos seniors de este nivel asistencial se avinieran a prolongar su actividad profesional. Ofrecimiento que a juicio del presidente de este sindicato, Miguel Lázaro, en caso de haber sido aceptado, habría evitado los actuales problemas causados por la falta de médicos de familia.

«Les propusimos que podían ofrecer a los médicos de cabecera próximos a jubilarse una serie de incentivos para que continuaran. Entre ellos, que se les garantizara que no verían más de 25 pacientes por jornada, que no cubrirían las urgencias ni las visitas domiciliarias y que no desarrollarían su trabajo en centros de salud de manejo complicado», enumera el responsable sindical.

Nivel 5 de carrera profesional

Lázaro añade que en el aspecto retributivo plantearon la posibilidad de que a los médicos que decidieran prolongar su actividad profesional se les recompensara con un nivel añadido de carrera profesional.

La carrera profesional es un complemento salarial que perciben los facultativos por diversos aspectos como el esfuerzo que realizan para mantenerse al día de las novedades científicas de su especialidad o por la consecución de objetivos asistenciales marcados por sus respectivas gerencias, entre otros. 

Este complemento llega hasta el nivel 4, un nivel que suelen alcanzar los médicos en torno a los 58 o 60 años de edad, apunta Lázaro revelando que en su momento reclamaron para estos seniors que decidieran seguir la percepción de otro nivel de carrera profesional, el 5, que posibilitaría que cobraran hasta 15.000 euros anuales por este complemento en vez de los 12.000 que, como máximo, se cobran en la actualidad por este concepto.

«Pero no hicieron nada y la propuesta debe continuar en algún cajón de la gerencia de Atención Primaria», lamenta Lázaro acusando tanto a la conselleria de Salud como al Gobierno central de actuar con una «gran irresponsabilidad. No hay ningún plan de recursos humanos, solo están poniendo tiritas y parches. Y ahora hay una gran necesidad de médicos de familia a tiempo y con tiempo», señala aludiendo a sus demandas de contar con al menos diez minutos para cada paciente.

«Porque no hay modelo de Atención Primaria que se pueda aplicar sin contratar a más médicos», subraya recordando para acabar a la presidenta del Govern, Francina Armengol, «que no es un problema de fondo, si no de fondos».