El coordinador de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, ha pedido hoy a la Comisión Europea que impulse medidas para limitar la compra de viviendas por parte de los no residentes en Baleares, principalmente extranjeros, tal y como ya hacen las Islas Aland o Dinamarca. El líder ecosoberanista se ha reunido hoy en Bruselas con Santina Bertulessi, jefe de gabinete de Nicolas Schmit, comisario europeo de Trabajo y Asuntos Sociales, a quien trasladó las propuestas de su formación respecto a vivienda y le ha detallado los graves problemas que sufre Mallorca y todo el archipiélago.

El también candidato de Més al Govern ha manifestado, tras la reunión, que “con la crisis habitacional que sufrimos Baleares, las casas no pueden destinarse a la especulación ni al ocio. Por eso, queremos que quien compre una vivienda en Baleares sea para vivir». Apesteguia ha expuesto a los responsables de vivienda de la institución europea la problemática existente en las Islas en cuanto al acceso a la vivienda, al tiempo que les ha trasladado las propuestas de los lobbies europeos de vivienda Housing Europe, Federación Europea de Cooperativas de Vivienda Social que reúnen a 43.000 proveedores de vivienda en 25 países que gestionan unos 25 millones de viviendas (11% de las viviendas existentes en Europa), y de la Unión Internacional de Alquiladores, con quien también se reunió ayer en la capital belga.

Apesteguia también ha reclamado al equipo del comisario Nicolas Schmit que la Comisión Europea trabaje y estudie medidas para fijar un tope en cuanto a los precios de acceso a la vivienda, tal y como sí ha hecho con los precios del gas. El líder de Més ha apuntado que “la situación en Baleares está llegando al punto de no retorno y debemos dar una solución al principal problema que sufre la ciudadanía de esta tierra. Desde Més per Mallorca actuamos y pedimos a la Comisión Europea, que limite la compra de viviendas a los no residentes, al tiempo que fije un tope a los precios así como ha hecho con los del gas».