50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una de las últimas pateras interceptadas en la zona quedó abandonada a la deriva

Una de las últimas pateras interceptadas en la zona quedó abandonada a la deriva

La situación de saturación de pateras que se sufre en el muelle de Cabrera ha llevado a dejar abandonada a la deriva la última de estas embarcaciones, que fue interceptada en la madrugada de ayer al sur de la isla.

Según informan fuentes de Delegación del Gobierno, la embarcación fue interceptada por la Guardia Civil sobre las dos y diez de la madrugada de ayer, en aguas al sur de Cabrera. A bordo viajaban quince migrantes, todos varones, al parecer argelinos y en buen estado.

Los migrantes fueron rescatados por una embarcación de Salvamento Marítimo y trasladados a Palma. La patera se quedó a la deriva. La embarcación fue marcada y Salvamento Marítimo radió avisos a los navegantes alertando de su presencia.

Navegantes expertos consultados admiten que esta práctica no es inusual. «Se hace cuando las condiciones impiden su remolque a puerto», explican. «Hay que tener en cuenta que se trata de zonas poco transitadas y que estas embarcaciones tan pequeñas no constituyen un riesgo para la navegación».

Ayer arribaron otras dos pateras en Baleares. Al mediodía fueron interceptados seis migrantes que habían llegado a Cala Mondragó (Santanyí) y por la tarde fue interceptada otra patera con 13 personas en Eivissa.

Compartir el artículo

stats