Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Secretaria de Estado de Migraciones.

Isabel Castro: «No está prevista la construcción de un centro de acogida de migrantes permanente en Balears»

«La reforma del Reglamento de Extranjería será positiva para el mercado laboral porque hay sectores en los que falta mano de obra»

Isabel Castro, sobre el Reglamento de Extranjería: "Hasta el último día se acaban de introducir mejoras"

Isabel Castro, sobre el Reglamento de Extranjería: "Hasta el último día se acaban de introducir mejoras" G. Bosch

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Isabel Castro, sobre el Reglamento de Extranjería: "Hasta el último día se acaban de introducir mejoras" Jaume Bauzà

Es la tercera persona que ocupa el cargo en dos años y medio de legislatura. Antes de fichar por el ministerio que dirige José Luis Escrivá el pasado junio, fue directora general de Trabajo del Govern, consejera de Administraciones Públicas y directora general de Relaciones con el Parlament, Derechos y Diversidad.

¿Qué puede aportar una inspectora de trabajo a la secretaría de Estado de Migraciones?

Soy inspectora de trabajo de profesión y eso lo llevo siempre. En mi etapa anterior en el Govern balear ya pude aplicar mi experiencia y ahora también. Acabamos de aprobar una reforma del Reglamento de Extranjería que tiene un importante componente laboral.

Isabel Castro, ayer en la Delegación del Gobierno en Balears. | GUILLEM BOSCH

Es la tercera persona en ocupar la secretaría de Estado de Migraciones en los dos años y medio que José Luis Escrivá lleva al frente del ministerio. ¿A qué se debe esa inestabilidad?

Es una secretaría de Estado compleja, llevo un mes en el cargo y ha sido intenso. El primer cambio obedeció a la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid, por tanto no estuvo relacionado con el cargo. Y el anterior secretario de Estado, que hizo un buen trabajo, sigue en el Gobierno, en el gabinete de Moncloa.

Llegó al ministerio cuando se ultimaba la modificación del Reglamento de la Ley de Extranjería, que se aprobó la pasada semana. ¿Ha tenido tiempo de hacer alguna aportación al texto?

Cuando llegué llevaban meses trabajando en ello. En este último mes he mantenido reuniones con todos los partidos políticos para explicarlo, además de con sindicatos, patronales y ONG’s. Y hasta el último día antes de llegar al Consejo de Ministros se pueden introducir mejoras.

Cuando entre en vigor el 16 de agosto permitirá la incorporación al mercado laboral de miles de inmigrantes en situación irregular. ¿Cuántos estiman que podrán regularizar su situación en España?

No hay una estimación porque no sabemos cuánta gente está en situación irregular. Lógicamente quien está en la economía sumergida no aparece en ningún registro oficial. Esperamos que esta reforma, que lo que busca es modernizar y racionalizar el sistema migratorio, sea positiva en dos sentidos. Por una lado, para los inmigrantes, porque estar en situación irregular tiene un coste personal importante. Por otro lado, será positivo para el mercado laboral español en un momento en el que hay sectores en los que hay falta de mano de obra.

¿Sumar a esos miles de migrantes al mercado laboral será necesario para mantener el sistema de pensiones?

A medio y largo plazo sumar afiliados al sistema de la Seguridad Social es positivo para todo el país. Ahora mismo hay muchos sectores que demandan mano de obra, pero no queremos olvidar la parte humana y social. Si se regulariza el trabajo, los inmigrantes tendrán mejores condiciones. Quienes sufren explotación laboral son en muchas ocasiones extranjeros sin permiso de trabajo. Por tanto se trata de mejorar su vida. También queremos fomentar la contratación regular en origen para que la gente no tenga que jugarse la vida para venir y que haya vías de entrada en España ordenada y segura.

¿Esa reforma tendrá especial incidencia en Balears teniendo en cuenta que el sector turístico demanda mucha mano de obra?

Estimamos que habrá incidencia en todos los sectores. De hecho, hemos empezado a trabajar con la fundación laboral de la construcción porque queremos hacerlo desde el dialogo. Es un punto de encuentro entre empresarios de la construcción y sindicatos, y la idea es empezar por ahí. Sin duda Balears también se verá beneficiada.

¿Le preocupa que la reforma abone un discurso xenófobo?

En general me preocupa que en la sociedad haya discursos xenófobos. Esta reforma nos beneficia a todos porque por un lado da una solución al mercado laboral español, y por otro regulariza a personas que estaban en una situación administrativa irregular. Y nadie puede estar en contra de eso. La anterior reforma fue de 2011, cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero. Y en todos estos años quienes utilizan la inmigración como arma política no han hecho una propuesta diferente. A finales del año pasado modificamos el Reglamento para dar permiso de trabajo a los menores no acompañados cuando cumplen la mayoría de edad. Y diez mil de estos jóvenes ya están trabajando e integrados socialmente. Precisamente estas reformas lo que hacen es destruir discursos xenófobos que no tienen ninguna razón de ser.

El flujo de migrantes que llegan a Balears en patera desde Argelia va en aumento. Y sigue sin haber una infraestructura en condiciones para acogerles de manera temporal porque Son Tous aún no está disponible. ¿A qué se debe el retraso?

El año pasado, estando en la conselleria de Presidencia del Govern, participé en la cesión de Son Tous. Ahora depende del Ministerio de Interior, lo gestiona la Policía Nacional y al no ser mi responsabilidad directa desconozco por qué no se ha puesto todavía en marcha. En todo caso debe estar a punto.

El acondicionamiento de Son Tous está pensado para un acogimiento temporal de inmigrantes. ¿Se plantean construir una infraestructura adecuada para un acogimiento permanente?

Cuando los inmigrantes son demandantes de asilo pasan a nuestro sistema de acogida, y aprovechando los fondos europeos estamos intentando aumentar cinco mil plazas en todo el territorio. En la península y en Canarias, porque allí el flujo migratorio lo hace necesario. En Baleares de momento no está prevista la construcción de ningún centro.

¿Cuántos refugiados ucranianos han llegado a Baleares?

Según el último dato que tenemos, 2.200. En todo el Estado la cifra asciende a 132.000, así que no es una proporción muy elevada. Veinte mil de esas 132.000 personas están en plazas del sistema de acogida. El lunes el Gobierno aprobó a propuesta del ministerio de Inclusión un Real Decreto que proporcionará una ayuda de 400 euros por persona y 100 por cada menor que tengan a su cargo para las familias ucranianas especialmente vulnerables. Las comunidades autónomas canalizarán estas ayudas.

Muchas ONG’s han criticado que esta guerra ha evidenciado que hay refugiados de primera y refugiados de segunda.

Todos los países de la Unión Europea dieron una respuesta colectiva al conflicto de Ucrania. Eso no ha sucedido con otros conflictos, pero no significa que haya personas de primera y personas de segunda. Hace justo un año acogimos a los afganos. Y en ese momento la presidenta de la Comisión Europea llegó a decir que España era el alma y el corazón de Europa porque nuestro país fue un referente de acogida. Las ONG’s tienen un papel de vigilancia que respeto, pero también tenemos que reconocer cuando las cosas se hacen bien.

Compartir el artículo

stats