Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La odisea de dos mallorquinas: "Nos han dejado tiradas en Niza sin opciones para volver a casa"

Después de dos vuelos cancelados, las afectadas llevan desde el viernes "atrapadas" en la ciudad francesa sin alternativas para regresar a la isla

Más de 1.700 vuelos este sábado en Balears | MANU MIELNIEZUK

Cuando Mar Vega, de 53 años, y su amiga, ambas mallorquinas, se fueron a pasar sus vacaciones a Túnez, no se imaginaban la odisea que sería regresar a casa.

La pesadilla empezó en el aeropuerto de Niza, donde las dos amigas hicieron una escala para volver a Mallorca desde el país africano. Sin embargo, el vuelo nunca despegó. Se canceló una hora antes del embarque, «sin más explicación ni soluciones» por parte de Easyjet, explican las afectadas.

Tampoco salió el siguiente, un vuelo operado Airwing que debía partir desde Niza con escala en Colonia y destino Palma. Pese a que pagaron 430 euros por los dos billetes para viajar esa misma noche, también se canceló: «Estamos desesperadas. Las compañías no nos ofrecen ningún tipo de ayuda, solo nos remiten a que hagamos una reclamación por Internet», explica Mar, todavía desde Francia. «Nos dejaron tiradas en el aeropuerto de Niza sin opciones para volver a casa», añade.

La única opción delas mallorquinas para regresar el viernes, después de dos aviones cancelados, era pagar mil euros por un vuelo con escala en París y destino a Palma: «Teníamos miedo de cogerlo porque no sabemos si las compañías nos lo van a devolver. ¿De dónde me saco yo mil euros?». Pero tampoco pudo ser: «Estaban todos los asientos reservados. No había nada que hacer», relata.

Nada que hacer porque tampoco quedaban billetes en el tren hacia Marsella, ni en el autobús a Barcelona, y tampoco en el barco a la ciudad de Tolón. Ninguna de las posibles rutas era viable; ni el viernes, ni el sábado, ni el domingo durante el día. «Estamos literalmente atrapadas en Niza», relata Mar.

Después de horas de desesperación, reclamaciones y muchas esperas, parece que hay solución. Las mallorquinas, que al cierre de esta edición continúan en la ciudad francesa, han reservado dos billetes en un avión destino a Barcelona para esta noche, dos días después de lo previsto.

«Tenemos miedo de que nos lo cancelen también. Ya no nos fiamos», lamentan las amigas, que han tenido que pagar de su bolsillo el alojamiento estos días: «Ni siquiera sabemos si nos devolverán el dinero del hotel y de los vuelos cancelados, es indignante»

Compartir el artículo

stats