Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia Nacional juzgará al suegro del futuro duque de Alba

Fernando Palazuelo fue denunciado por su exmujer ante un juzgado de Palma

Fernando Palazuelo, en una obra que rehabilitó en el centro de Palma, antes de irse a trabajar a Perú. EFE

Fernando Palazuelo, suegro del duque de Huésca y futuro duque de Alba, será finalmente juzgado en la Audiencia Nacional y no en la Audiencia de Palma. Este empresario está acusado de un delito de apropiación indebida, a raíz de la denuncia que presentó su exmujer, Sofía Barroso, apoyada por sus cuatro hijos, en un juzgado de Palma. La mujer, experta en arte, denunció a su exmarido por haber vaciado los activos de la empresa que habían creado en Mallorca, dedicada a la compra y restauración de edificios antiguos del centro de Palma. El caso lo asumió la magistrada María Pérez, del juzgado de instrucción número 2 de Palma, que interrogó como imputado a Fernando Palazuelo, que además de mostrarse muy desafiante con la magistrada, rechazó la acusación que sostenía su exmujer. La magistrada, sin embargo, después de analizar la documentación y la contabilidad de las sociedades de este matrimonio consideró que existían indicios más que suficientes para juzgar a este empresario, que ya no vive en Mallorca, por un delito de apropiación indebida. Sin embargo, consideró que el caso lo debía asumir la Audiencia Nacional, por las ramificaciones que existían en el extranjero, una decisión que impugnó el propio Palazuelo.

En un reciente auto, la Sala de la Audiencia Nacional ha decidido asumir este caso y ha considerado que existen indicios para juzgar por apropiación indebida al empresario Fernando Palazuelo, quien en estos momentos no mantiene ningún tipo de relación ni con su exmujer, ni con sus cuatro hijos. De hecho, ni siquiera asistió a la boda de su hija Sofía, casada con el futuro duque de Alba, Fernando Fitz-James Stuart. Fue su hermano mayor quien la acompañó hasta el altar.

La familia Palazuelo creó en Mallorca la sociedad Arte Express. Fue una empresa que se dedicó a adquirir edificios casi en ruina por el centro de Palma, para después rehabilitarlos y venderlos. El empresario ya fue condenado en Mallorca por coaccionar a varios de los inquilinos para que dejaran las casas, en las que vivían en régimen de alquiler.

Como todo empresario dedicado al negocio de la construcción, a Fernando Palazuelo también le alcanzó la crisis económica del año 2008. Su empresa empezó a acumular deudas y decidió cambiar de aires. Trasladó su negocio a Perú, repitiendo allí el mismo sistema de rehabilitación y venta que había desarrollado en Palma. Mientras tanto, su familia continuaba residiendo en Mallorca. Según la denuncia que se presentó en el juzgado de Palma, Fernando Palazuelo traspasó las acciones de su empresa Arte Express a una filial en Perú y después hizo lo propio a otra sociedad extranjera. Con esta maniobra habría perjudicado a su mujer, desposeyéndola de cualquier activo económico al no tener ella ninguna relación con la sucursal de Perú.

Los negocios en Perú le han ido muy bien a Palazuelo, donde ha logrado adquirir unos 20 edificios y después de rehabilitarlos los ha alquilado como oficinas, obteniendo importantes beneficios económicos. En Perú ha iniciado una nueva relación sentimental y ha tenido un quinto hijo. Durante un tiempo estuvo ocultando esta aventura amorosa a su familia en Mallorca. Dos de los hijos del matrimonio se trasladaron a Perú a trabajar con su padre y fue cuando se enteraron de las maniobras que realizaba para descapitalizar la empresa que compartía con su madre, para trasladar los bienes a otra sociedad filial. Fueron los hijos los que comunicar a su madre estas maniobras ilegales.

Fernando Palazuelo ha intentado por todos los medios que la Audiencia Nacional rechazara la competencia sobre este caso, señalando que si existió delito, éste se habría cometido en Perú y no en España. Sin embargo, la Audiencia Nacional considera que sí existen razones legales suficientes para juzgar este caso de apropiación indebida. Tras la decisión de la Sala, solo falta que la fiscalía, y la acusación particular que representa a los denunciantes, presenten su escrito de acusación contra el suegro del futuro duque de Alba y determinen los años de cárcel que solicitan. Posteriormente se acordará la fecha del juicio, que se celebrará ante un tribunal de la Audiencia Nacional.

Compartir el artículo

stats